Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    lunes, 13 de febrero de 2017

    La dama negra, la muerte…



    Si pudiera… dejar de pensar tanto en lo que me anula...
    para dar vida y luz a mis sueños antes de volver a dormirles en primavera...
    Si supiera… como poner a andar en mis entrañas la fuerza de la vida
    sin quitarle un hálito de rabia a lo que me empuja y exige
    echar fuera de mí cuanto me asfixia o me desvela…


    Si viviera… y no solo respirara, con un corazón latente y vivo,
    que no solo se dedicara a llevar oxígeno al cerebro sino también,
    lo alimentara de vivencias, sueños maravillosos y esperanzas…
    Tal vez entonces estallara en un arco iris inmenso, radiante y sublime,
    cargado de experiencias, de amores apasionados,
    ¡de sensaciones, emociones exaltadas y jubilosas enseñanzas!


    Si no estuviera para el amor ya muerto… indemne esperaría a cerrar este capítulo de insidiosos pensamientos, zarpazos de la muerte que me desgarra sin pudor las entrañas en un cruel abrazo…
    catarsis de un orgasmo envenenado que dura ya un infinito sufrimiento…
    para por fin lanzar mi último suspiro al aire, homenaje a la dama negra, la muerte… ¡y su macabro despiadado beso!


    lunes, 23 de enero de 2017

    Espérame en el cielo, no tardo, voy llegando





    Espérame en el cielo,
    no tardo, voy llegando,
    te rozo, acéptalo,
    juntos tú y yo, luchando.

    Lo hicimos en la tierra
    y nos dejamos ganar,
    olvidando antes soñar,
    y perdimos la guerra...

    Ya llego, abrázame,
    eres la estela, guía
    insomne de mi infame
    proceder, mi abadía,

    quiero morir junto a ti,
    bebiendo de tus labios,
    sabiendo que en ti vertí
    amor, pasión, ¡orgasmos!


    domingo, 22 de enero de 2017

    No necesito enemigos ¡yo soy el enemigo!




    Qué se puede hacer cuando ya no se tiene alegría,
    cuando ves que el tiempo transcurre sin ilusión o fe.
    Cuando cada segundo deseas sea el último...
    y no pasa nada... sigues respirando, con vida.

    Me duele el saber que no soy mas que un punto en la nada,
    una efímera y seca mota de polvo sedienta,
    capaz de soñar o...  ¡volver a creer en las hadas!

    Odio en lo que me he convertido, ¡mustio y sin alma!
    Hereje sin sueños, sin ilusiones, fe o esperanzas...
    Cargado de dolor, desesperanza o añoranzas,
    llevando todo a mis espaldas, sin quedarme nada.

    Me grito fuerte, sin querer mirarme en el espejo,
    ¡Basta de flaquezas, quejas o lágrimas ingratas,

    eres tú quien te flagelas, pides muerte o te matas!


    jueves, 12 de enero de 2017

    Ya… ni me queda orgullo




    No hay tiempo, las manecillas del reloj no paran de girar.
    Tiemblo y no es solo porque mi tiempo se acaba,
    la soledad, espantosa, se agita de placer con solo mirarla.
    Hace años que se me abrazó y ahí sigue, pegada a mí y encantada.

    No la culpo, mi cuerpo es cálido, confortable y mullido,
    relleno todo de carne y grasas, las hay insalubres, también saturadas.
    Pero, ¿qué le importa?, ella, solo se alimenta de mi desgracia.

    Una sola vez logré escaparme… casi consigo evadirme de su abrazo,
    volverme invisible a sus ojos, opaco a sus antojos pero, solo fue un segundo…
     en el siguiente me poseyó y  me hizo suyo.
    Hoy, apenas un segundo atrás… la veo solazarse zampándose mi destino. 


    jueves, 15 de diciembre de 2016

    Sin fe, ganas ni tiempo, triste veo pasar el invierno

    Resultado de imagen de Escritor, escribiendo frente a la ventana en Invierno

    No hay día, en que no piense en escribir poesía,
    aunque, tristemente, no haya en mí ninguna alegría,  sino todo lo contrario, 
    cualquiera palidecería,  leyendo alguna poesía mía. 

    No, ya no me queda tiempo,  paciencia no tengo, 
    tampoco dispongo de arte o sabiduría, 
    aunque todavía pueda derramar la sabia vieja 
    sobre hoja blanca o grisácea, 

    siendo dueña, temblorosa y temerosa, de mi puño 
    y de cuantos versos escribí. 
    A solas, desparramada sobre el sofá  mi femineidad,
    fingiendo alegría y que vivía,
    cuando lo que padecía era el engendro inmundo, 
    «depresor» que me mordía y hería.

    martes, 29 de noviembre de 2016

    Somos tan humanos...


    Resultado de imagen de destrucción del planeta tierra

    Es inevitable, la vida es así,
    carcome, causa dolor y nos hace daño.
    Hasta nos premia con la sinrazón de objetivos sentimentales,
    impulsos emocionales de los que nos vanagloriamos.

    Somos tan humanos...
    que nuestros corazones funcionan
    como las dinamos de las bicicletas, pedaleando.

    Sin memoria, expeliendo aire,
    soplidos lanzados o expulsados por cualquiera.
    Indignados por sentir o cansados de odiar
    y estar exhaustos hasta herir…

    Mortales enajenados, pese haber sido absueltos,
    aunque nuestra culpabilidad fue manifiesta
    por ser seres funestos, dolosos y viles…
    Culpables de haber deteriorado y dado deshonrosa muerte
    a nuestro sufrido y agónico planeta.