Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    jueves, 20 de octubre de 2011

    El tic, tac de las horas...


    Imagen obtenida de Internet




    El pesar de las horas es como un lastre para mi alma 
    y duele el negro duelo que revive en mí 
    el cruel fantasma del desamor para después  
    abandonarme en el abismo más insondable y absoluto de mis deseos.

    Dolor lacerante del enfermo que presiente 
    a la lentitud de las horas burlándose 
    de sus lloros y de sus lastimosas plegarías...

    Y el tiempo no transcurre, 
    se dilata en las noches y cambia incluso la noche por el día
    pero no avanza y se masifica en mi angustia 
    y se acentúa en mis miedos y fobias.

    Ni el tic, tac, del reloj de la mesita de noche
    saltando de un número a otro consigue 
    calmarme la tristeza y duele...

    DUELE Este infierno en forma de tic, tac,
    que envenena mis noches, 
    tan ansiosas de sueños, de amor y de paz...

    Odio la forma en que me domina la rabia
    y desprecio a esta cólera y a esta ira,
    ¡que no me deja vivir ni respirar!