Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    jueves, 20 de octubre de 2011

    Llorándole a la tarde

    Imagen obtenida de Internet




    A pesar de esta soledad y estas tristes horas sin ti, 
    me puede la sensación de creer que aún sigues ahí. 
    Por esta razón incito a mis deseos a que vuelen alejándose, 
    dándote la espalda para que tú vuelvas a ser feliz.

    Podría ser miedo, olvido o languidez, ¡qué sé yo! 
    solo sé que en medio de la tempestad, 
    surgió la calma y ella, se marchó. 
    ¿Dónde? eso solo lo sabe Dios.

    Que tristes son mis horas sin ella... 
    la recuerdo y me vienen faltas de fe y de ilusión por crecer, 
    las dos caminan juntas y me hacen arrastrar los pies... 
    y mi cuerpo, débil y desmadejado, tiembla y cae roto por su querer.

    Que se lo lleven los vientos 
    ¡Dios mío! que no los dejen volver, 
    a esos horribles y malditos pensamientos que me matan la fe.


    "Si pudiera aún desandar lo andado,
    dormir o tal vez… ¿volver a soñar? 
    Callé a la tarde por no oírme y le grité al silencio 
    ¡por no escucharme! Por no odiarme…

    Soy como las mañanas grises o días fríos e invernales, 
    solo les gusta a los inmortales. 
    Y hasta a los dioses les da la risa solo de verme solo, 
    triste, o hincado de rodillas... ¡y llorándole a la tarde!