Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    martes, 22 de noviembre de 2011

    El placer de amar, libremente y sin pensar

     




    En el triste encierro
    en el que vive nuestro corazón,
    un muro de músculos, sangre y piel;
    es la razón, quien nos marca la línea a seguir.

    Es el carcelero más cruel
    y fiel a su dueño, la mente.
    Negándonos el placer de amar,
    libremente y sin pensar.

    Absurdo de razonamientos,
    se mece en nuestro interior;
    mientras las emociones,
    nos gritan si parar...
    ¿por qué no nos deja amar en libertad...?

    Confusiones constantes,
    batallando sin final, lastiman si cesar:
    nuestro corazón dejándolo dolorido
    y pidiendo sin parar... "más amor...

    solo más amor... ¡y nada más!