Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    sábado, 31 de diciembre de 2011

    La vida en suspiros




    La vida en suspiros,
    viaja a través de mis sueños,
    aligerando mi pecho;
    fortaleciendo a este corazón,

    vivo en ideas de ir y venir,
    y acariciando, como acaricia un niño,
    las ganas locas por ser feliz.
    Gratamente diluyo las penas,
    influenciado por un pensamiento;
    ¡El nuevo año ya está aquí!

    Efluvios de grandeza,
    se me dispersan por doquier,
    con tan solo la esperanza puesta;
    En mi vida poder resolver.

    Distancias dí a mis penas,
     hoy, tal vez también, descanso, las dí...
    Deseando se confundan;

    y no regresen nunca más a mí.






    jueves, 29 de diciembre de 2011

    No busco ser un vago recuerdo en ti...

    Imagen obtenida de Internet


    No busco ni quiero ser un vago recuerdo en tu corazón, 
    tampoco vivir en ti a modo de pensamiento feliz o de alegría.
     En realidad busco el modo de quedarme en tu cuerpo, 
    en tus entrañas, para fundirme a tus anhelos 
    y poder así despertarte entre mis brazos cada amanecer.

    No quiero retener tu imagen del pasado
    o perderme tu aliento junto a mí boca ni un instante más. 
    Lo sabes…  ¡necesito esos besos tuyos que hoy, que no me puedes dar!

    Quiero embeberme en ese aroma tuyo
    de rosas recién cortadas porque, si no lo inhalo, 
    mi vida ¡no tendrá sentido nunca más!

    No quiero imaginarme cómo será mi vida sin tus besos, 
    ni vivir anhelando el pálpito de tu cuerpo cuando duerma, 
    triste y solo, en ésta injusta y tormentosa oscuridad.

    Quiero amarte en nuestra realidad, 
    porque necesito inhalarte entera bebiéndome sediento 
    el aire caliente de tus suspiros 
    ¡y sentirte a ti también sorbiendo mi alma en el aliento mío!




    miércoles, 28 de diciembre de 2011

    No dejes que me pierda, en el silencio del olvido


    No dejes que me pierda,
    en el silencio del olvido,
    acurrúcame... ¿quieres?
    Estaré en el jardín de los vencidos,
    allá iré a olisquear
    el aroma corrupto, de los muertos,
    y luego vendré y lloraré contigo.

    Entre tinieblas y el llanto,
    me abrazaré a ese cruel designio.
    Sin rebelarme, sin ofenderte ni ofenderme...
    me iré a encontrar con mi destino...

     Disfrazaré mis lágrimas de una falsa alegría,
    hundiéndome en ese abismo,
    foso inmundo, de los impuros.

    Rechazando las manos que se me tienden,
    los abrazos, ¡las caricias!
    y hasta de los besos dados con lujuria
    a mí paso... ¡los rehuiría!

    Lloraría pero, no de amor,
    sino de rabia...
    de tanto como te extrañaría
    en mi vida.

    Lágrimas…
     escondidas tras una falsa sonrisa,
    para odiarme después, de hacerlas fingidas. 
    Terrible la oquedad, de esta roca dura sombría, 
    latente, fría y esquiva,
    sobre este pecho hueco, quebrado y sin vida.


    ¡Ven a buscarme, y abrázame...!
    ¡dame tu boca fresca y tu sonrisa!
    será para mi sed,
    el agua de un manantial sagrado
    y para mis pulmones,
    el aliento inmortal de la vida.

    Y para mis ojos...
    ¿Qué será para mis ojos?
    será una dulce y callada poesía...
    ¡o el cielo, la Tierra y tu alegría!


    Te amé y creía que me huías...
    cuando la realidad era otra...
    tan solo me observabas;
    te inclinabas sobre mi pecho,

    y sobre él, ¡te dormías...!




    martes, 27 de diciembre de 2011

    Deshacer, a base de golpes, el estúpido absurdo



    Negándome a llorar,
    rompiendo la idea frágil,
    esa insignificante idea de que
    los hombres no deben llorar.

    Desear abalanzarme sobre las cadenas
    y deshacer, a base de golpes,
    el estúpido absurdo,
    dónde escondo esta tristeza...

    Abrir mi alma...
    extender sus alas;
    y dejarla volar,
    hasta perderme en el azul
    del cielo...
    sin mirar ni una sola vez atrás.

    Quebrarme en su recuerdo,
    Y dejar sueltas y libres,
    estas sinceras lágrimas que
    brotan de mis ojos, sin parar.

    Llorar...
    y guardar cada lágrima
    para una vez ante ti,
    y sin demora;

    ¡Regalártelas!









    lunes, 26 de diciembre de 2011

    Mirando la pantalla fría y vacía de mi ordenador


    Imagen obtenida de Internet


    En los sueños guarda mi amada, en un rincón del alma, 
    su esencia y esperanza. Las fuerzas oscuras tejieron contra ella un telar de hierros ungidos con pesadillas y un fatal destino.

    Presa de ellos subyace padeciendo y sufriendo
    bajo ese falso sopor inducido, por una voz que le dice;
    "soy tu Ángel, confía en tu destino".

    ¡Falso y mezquino! tu corazón se ennegrece 
    al mismo tiempo que a ella la envenenas su sangre 
    y a mí me quitas lo que más quiero y he querido!

    Quizás no esté en ti la maldad pero,
    vive en ti algo peor ¡la ignorancia y la traición!
    Juraste cuidarla y hoy la dejas morir...
    ¿Por qué me la matas?

    Ahora la certeza me confunde, me enturbia el pensamiento
    y me enloquece furiosamente el corazón ¡la furia se apodera de mi¡ 
    Ella se muere y mis ojos, impotentes, 
    solo miran con lágrimas de dolor la pantalla fría y vacía de mí ordenador...







    domingo, 25 de diciembre de 2011

    A nadie diré jamás tú nombre

    Imagen obtenida de Internet

    Pegado al cristal líquido de esta pantalla
    de ordenador, me fundo en negro por segundos
    buscándote entre sus líneas,
    en un mensaje que nunca llega.

    En vano abro y despliego tu página,
    esperando hallar algo nuevo tuyo,
    alguna actualización, comentario
    ¡o que se yo!

    Desilusionado y triste la vuelvo a cerrar,
    dejando pasar algunas horas...
    y de nuevo, la vuelvo a abrir y comenzar...

    En mi mente... un maremoto de pensamientos,
    me fustigan sin parar ante mi desconcierto,
    con preguntas que yo no me puedo contestar.

    No temas, a nadie contaré quién eres,
    a nadie confesaré jamás tu nombre
    ni el modo en que, al conocerte,
    te empecé a amar y a soñar...

    Sólo yo... te viviré,
    y guardaré en mí memoria
    todo el amor que me diste.
    Y mi amor guardaré para siempre

    solo para ti...





    -no me llores mas.wmv

    sábado, 24 de diciembre de 2011

    ¡Dios... como odio, estas distancias!

    Imagen obtenida de Internet

    Me cansé de vivir estas distancias,
    por esa razón me alejaré... para bien o para mal.
    No será una huida ni un hasta luego,
    será un adiós, una despedida.

    Me perdí en los laberintos del sentimiento,
    por esa razón me dije ¡basta!
    no quiero llegar a sentir
    lo que ahora siento pues ¡me mata!

    Me produce tanto dolor mi pensamiento...
    y a la vez tanto miserable vacío.
    ¿Enojado...? -me preguntas desde la distancia-

    Sí, tal vez, pero conmigo mismo.
    Hacer amistades por Internet
    es como lanzar piedras al abismo
    ¡nunca llegarás a ver el fondo
    ni hasta donde llegará tu cariño!

    Te apegas tanto a un ser humano
    que vive a tanta distancia de ti que,
    si este ser, enferma
    piensas: ¿cómo podré confortarlo?
    ¿mediante un beso o un abrazo de cariño?

    Cómo podré sentarme a su cabecera,
    agarrar su mano, y al apretarla
    con sincero afecto, mirarle a los ojos,
    cuando tal vez, su luz, se esté apagando
    por momentos...

    ¿Cómo podré tocarle su frente en una dulce caricia,
    cargada de ese amor de amigo y que,
    solo frente a frente se puede dar?

    ¡Dios... cómo odio estas distancias!

    ¿De qué me sirven tantas letras...
    si lo que yo de veras quiero hacer
    es abrazarla y consolarla?

    Quiero darle mi aliento...
    y esa fuerza y coraje para ganar
    esa larga y cruenta batalla,
    pendiente aun de luchar!
    para decirla ¡no estás sola!

    mientras mi cuerpo la abraza
    y siente su cansado y cálido suspirar...
    ¡No quiero más distancias!
    ni quiero sentirme así de mal...
    ¿qué puedo hacer, dios mio...
    si en esta larga distancia me siento tan perdido,
    como un niño sin su mamá?





    viernes, 23 de diciembre de 2011

    Vivir para siempre en tu beso amado



    Imagen obtenida de Internet


    Sí, hoy necesito llorar... dejar a mis lágrimas hablar
    sin interrumpirlas.
    Necesito creer que, llorar, me aliviará todo este dolor,
    de no saber de ti...

    Quiero envolverme en ese abrazo húmedo tuyo
    y desear que seas tú la que me seques
    cada lágrima mía vertida o derramada.
    ¡Compréndeme! ¡necesito creer que sigues aquí, conmigo
    y tan ansiosa de amar y ser amada como lo estoy yo!

    Quiero dormir pegado a tu cuerpo esta noche
    y despertar por la mañana ¡teniéndote entre mis brazos,
    los dos abrazados y rodeando mis brazos tu cuerpo, siempre amado...!

    Necesito tanto inhalar de ti… para poder perderme en tu cuerpo
    en un instante y no querer volver a encontrarme jamás...

    ¡Necesito tu aura,
    tus latidos golpeando desaforados mi pecho desarmado!
    Quiero destilar de tu boca
    esas ansias de amarte y de embeberme en tu ser
    para ser uno solo ¡y vivir para siempre en tu beso amado!