Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    sábado, 24 de diciembre de 2011

    ¡Dios... como odio, estas distancias!



    Me cansé de vivir estas distancias,
    por esa razón me alejaré... para bien o para mal;
    no será una huida ni un hasta luego;
    será un adiós y un hasta siempre.

    He de reconocer que me perdí
    en estos laberintos del sentimiento,
    por eso me digo ¡basta!
    no quiero llegar a sentir,
    lo que ahora siento… ¡me mata!

    Me produce tanto dolor...
    a la vez que, demasiado... vacío.
    ¿Enojado...? -me preguntas desde la distancia-

    Sí, tal vez pero, conmigo mismo:
    hacer amistades por Internet,
    es como lanzar piedras al abismo;
    ¡nunca llegarás a ver el fondo,
    ni hasta donde llegan, tus cariños!

    Te apegas tanto a un ser humano
    que vive a tanta distancia de ti que,
    si este ser, enferma;
    ¿cómo podré confortarlo,
    mediante un beso o un abrazo de cariño?

    ¿Cómo podré sentarme a su cabecera,
    agarrar su mano y al apretarla
    con un sincero afecto...
    mirarle a sus ojos cuando
    su luz, se esté apagando
    por momentos...?


    ¿Cómo podré tocarle su frente en una dulce caricia,
    cargada de ese amor de amigo y que,
    solo frente a frente se puede dar?


    ¡Dios... cómo odio estas distancias!

    De qué, al fin y al cabo,
    me sirven tantas letras...
    si lo que yo de veras quiero hacer;
    ¡Es abrazarla y consolarla!

    Quiero darle mi aliento...
    ¡esa fuerza y coraje para ganar;
    esa larga y cruenta batalla,
    pendiente aun de luchar!
    para decirla; ¡no estás sola!
    mientras mi cuerpo la abraza
    y siente su cansado y cálido suspirar...

    ¡No quiero más distancias!
    ni quiero sentirme así de mal...
    ¿qué puedo hacer dios mio...

    si en esta larga distancia... me siento tan perdido, 
    como un niño sin su mamá?