Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    sábado, 17 de diciembre de 2011

    La sangre fluía caliente

    Imagen obtenida de Internet



    Como el barco que naufraga,
    contra las rocas; así de brusco y directo...
    naufragué yo, quebrando mi fe
    ante lo absurdo de la situación.

    Necios fueron mis sentidos
    traicionando mi fe,
    desoyendo a mi espíritu ante la sed.
    ¡Mortal que se asió a una roca
    buscando refugio, y la roca lo aplastó!

    Trémulo e indeciso o tal vez,
    ¿sólo un inocente, sin fe?
    Divagué sobre la necesidad de mis sentidos,
    recostando a mi cuerpo sobre una afilada daga,
    que apreté contra mi pecho,
    y me la hundí hasta el fondo después...

    La miré mientras sangraba,
    mis ojos permanecían fríos, ni parpadeaban.
    La sangre fluía caliente,
    por entre los dedos que temblaban,
    escapando sin pausa de la herida
    ¡y huyendo hacia la nada!