Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    sábado, 10 de diciembre de 2011

    ¡¡Nunca podré compensarte, MADRE!

     
    Nunca podré compensarte
      ¡madre...!
    todo ese amor y sacrificio
    vertido hacia mí, que,
    sin esperar reciprocidad;
    fuiste acumulando para mi.

    ¡Me distes tanto amor,
    tanto cariño y ternura...!
    ¡MADRE...!
    ¿cómo poder olvidar
    todo lo que me diste?


    Y ahora... tú, tan lejos
    O  yo de ti... ¡no lo sé!
    Sólo sé madre que,
    "Te extraño tanto
    y  tantísimo te echo de menos...


    Mi mente sólo quiere estar contigo, Madre.
    que me sientas... o ´presientas`, así... tan lejos;
    y tan cerca a la vez pues...
    ¡jamás te olvido, Madre!


    Cuanto quisiera acariciar
    cada pliegue, cada arruga de esa piel
    que extraño tanto y tanto desearía acariciar ahora...
    tú olor madre... ese olor a limpio
    a ese aroma de casa cuidada y pulcra
    ¡siempre limpia!  y con ese aroma a rosas
    «tus preferidas madre»,
    las que tanto a ti te gustaban...


    Aquí estoy de nuevo madre...
    pensándote y extrañándote
    como cada día de mi vida... sin ti.


    ¿Sabes, madre? soy muy feliz...
    tengo una familia que me ama,
    unos hijos que me adoran
    y un marido que me idolatra...


    Sin embargo, ¡Madre mía...!
    ¡¡SIEMPRE ME FALTARAS TÚ!
    y allá  dónde tú estés,
    disuelta en esa lejanía...
    ¡cada día te amo mas, madre mía!

    Poema dedicado, hace cuatro años, a una buena amiga, que tenía a su madre muy lejos, para ti, Marielena.