Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    sábado, 21 de abril de 2012

    El León caballero y su dama Isabelle.

     
    Al trote ligero y seguro,
    caballo de patas largas,
    de crin negra y oscura,
    sobre él con porte altivo,
    ¡cabalga como un caballero!

    Cabalga el fiel escudero
    con su brillante armadura,
    su larga cabellera al viento
    ¡vive Dios! lucha por ser caballero.

    Una bella dama le trae loco,
    sus cegadores ojos verdes
    como brillantes esmeraldas,
    lucen felices en su bello rostro.

    Dama de alta alcurnia
    y de esplendida hermosura,
    procede ella de alta cuna,
    y del caballero blande
    en su mano izquierda; su escudo.

    A batirse viene en duelo
    El fiel escudero,
    Por su dueño enfermo.
    Por él viste sus ropas, su emblema
    ¡Y sus te quiero!

    No suspires bella dama;
    dice, el fiel escudero
    mientras la contempla y suspira.

    Su corcel al trote,
    busca al enemigo que acecha,
    más no descuida a su dueño…
    fiel, elegante, valiente ¡y caballero!

    Con su fiel espada me batiré
    y castigaré a quienes,en vil ofensa,
    te ofendieron.

    Ya lucen las espadas,
    la sangre cae a la arena,
    dónde los cuerpos chocan,
    rugen o caen rodando al suelo.

    Ruedan sobre sí,
    las espadas hieren orgullos
    ¡y también sus carnes!

    Y por fin…
    uno vence al otro que,
    vencido y humillado,
    de bruces besa el suelo.

    No temas, dulce dama,
    no fue vencido… tu caballero
    espada en alto…
    en su mano, el trofeo.
    Levanta la mirada orgulloso
    y grita… ¡Ya soy un caballero!

    Desde entonces fue que
    le llamaron…
    El León Caballero.

    Su dama de ojos verdes
    aún suspira y se sorprende,
    de cómo en sus pensamientos
    por aquel nuevo caballero
    late violentamente su corazón
    y sus mejillas para siempre... se encendieron




    Dedicada a mis dos buenos amigos, Isabelle y Ricardo.