Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    miércoles, 8 de agosto de 2012

    ¿Quién dijo que amar, era fácil?




    Se hizo desear, sin condiciones, libremente.
    La sumisión como palabra más abyecta,
    dejada de su mano… muriendo sin querer.
    Una historia más con final absurdo, injustificado.

    ¿Quién dijo que amar, era fácil?
    Yo, la amé mucho más que a mí propia vida, y perdí.
     Perdí tanto, y tanto dejé de ganar…

    Ella aún sigue con su sonrisa fresca y cándida,
    engañando a sueños, pervirtiendo almas y destrozando
    corazones… y de mí, ¿quién se acuerda de mí…?

    No vendrá no, a buscarme y hacerme feliz,
    seguirá cuesta arriba, elevando a unos u a otros,
    hundiéndome solamente a mí…

    Al final será la herida sangrante, la que nunca veo
    pero que sangra abundante,
    la que procure que mi vida se acabe al fin,
    fingiendo que aún la persigo, pero no,
    solo habrá sido un sueño, y yo…

    me estoy mintiendo.