Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    lunes, 1 de octubre de 2012

    La amé en ese mismo instante





    Estaba en la puerta, silenciosa y caprichosa,
    estaba tan bella y tan digna que,
    la amé en ese mismo instante,
    perdiéndome en su abismo, para no volver a encontrarme.

    Celosa, y al mismo tiempo, la sublime ensoñación de un Ángel,
    aprendí a contemplarla, día tras día en las soleadas tardes,
    sintiendo el nardo de su mirada clavándose envenenada
    en mi pecho, no obstante, sin tocarme o desgarrarme.

    Aprendí, desolado,  ecuánime y cansado que,
    para amarla, debía antes entenderla…
    quizás hasta en lo más abrupto de mis sueños desangelados.

    Fue así como me  hundí en las profundidades insondables,
    dolorosas e infrahumanas del orgullo más injusto y miserable,
    tanto y tan profundo caí que, llorando me desperté,

    temblando y lloroso,  como un niño asustado 
    y a  su almohada abrazado.