Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    lunes, 21 de enero de 2013

    ¡Madre! ¿No me escuchas? mi voz la grita desde mis adentros



    Camina a tientas… a trompicones,
    doblando su escuálido cuerpo
    mientras le bailan sus huesos
    y su mente se pierde y evade en sus adentros.


    Ya no me sonríen sus ojos,
    su expresión al sonreír, es inexpresiva,
    como si estuviese perdida y hubiese naufragado...
    ¡en un inmenso mar de arena y desierto!


    ¡Madre! ¿No me escuchas?
    mi voz la grita desde mis adentros,
    golpeando con rabia a este necio corazón,
    desde el más profundo lugar...
    ¡dónde duerme, llorando, el sentimiento!


    ¡Maldigo tu enfermedad!
    ... esa que te ha llevado presa,
    huyendo hasta los confines de una soleada tarde…
    dónde, quizás visites el mar… y allá… guardes tus naves.





    “El Alzheimer es terrible, para el paciente,
    como para los propios cuidadores,
    sobre todo, cuando son familiares cercanos
    del paciente, ya sean hijos, hijas o nueras”.