Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    miércoles, 11 de septiembre de 2013

    Una estrella fugaz






    I


    No sé cómo empezar, me siento tan vacío… también tengo miedo, no sé, tal vez, ¿a existir? No sé ni lo que digo, pero quiero escribir, (cualquier cosa).


    Buscando, tal vez, que todo tenga algún sentido. Mi historia es extraña, unas veces me siento muy bien, como si fuese distinto a los demás, en otras… vacío.


    Siento un extraño y profundo vacío.
    Mi vida es una constante persecución hacia lo desconocido, mirando hacia la dirección que me marca el viento, llamadlo, si queréis, destino.
    .
    Soy incapaz de ir solo, ni siquiera salgo a su encuentro, solo, espero… paciente, sin nervios.

    II


    Sé que está ahí, en algún sitio, siempre está ahí, acechando, y sé que vendrá a buscarme.
    Otras veces me gustaría tener valor, no, valor no, decisión, eso es, decisión para ser yo quien salga a su encuentro y no él al mío.


    Pero no lo hallo, pero no porque no lo encuentre, sino, que en realidad no existe…
    ya lo he dicho, estoy vacío.


    Camino, taciturno, silencioso, y muchas veces, aunque grite, nadie escucha mis gritos. Total, son los silencios… estos silencios míos.


    Oh, me siento mal, o mejor, no me siento nada, soy como el borrón de un lápiz imaginario, en el que nadie sabe quién hizo el borrón y que sin embargo... todos en definitiva son culpables al no querer limpiarlo.


    Extraño… todo es muy extraño en mi vida, ni idea de para qué sigo vivo. A veces siento que nací por alguna extraña razón, para hacer algo grande…

    III




    Claro que esa impresión se me va pronto, en cuanto miro a mi alrededor y veo que estoy solo… y que sigo sin ser nadie.
    Sé que debería sentirme un tío con suerte, al fin y al cabo, casi lo logré todo en esta vida.


    Porque, ¿no dicen que si logras en ella, plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo, ya lo lograste todo?


    Pues yo, no solo escribí un libro, sino, cuatro, planté algunos árboles y encima tengo dos hijos maravillosos y divinos.


    Siendo así, ¿será verdad que es hasta posible que yo sea “algo”?
    Ay, qué mal me veo, soy tan perezoso y vago que hasta escribir me cuesta horrores y pensar lo que escribo mucho más…


    Ahora mismo estoy sintiendo que mi cabeza tan solo es una estrella fugaz en un planeta muerto y empobrecido.