Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    viernes, 8 de marzo de 2013

    ¿Y si todo hubiera sido solo un mísero sueño?



    Comienza la separación,
    mi alma se resquebraja del cuerpo,
    se disgrega y separa,
    no quiere sufrir más.

    La entiendo…
    hasta el corazón me grita
    que quiere dejar de latir,
    mis pulmones dejar de respirar
    y mi cerebro, de discernir o pensar.

    Pero no es cierto
    sigue ahí, torturando mi sentir.

    Por favor... quiero desaparecer del tiempo,
    diluirme o, hasta quizás,
    desear no haber existido jamás…
    ¡me asfixia mi soledad!

    ¿Y si todo hubiera sido solo un mísero sueño?

    ¿Será posible que, al despertar,
     nunca pueda hallar ni una sola historia
    sobre mí... nada, ni un vago recuerdo?
    En realidad a lo que tengo miedo, mucho miedo… es a despertarme

    y descubrir que, en verdad… ¡jamás existí!



    domingo, 3 de marzo de 2013

    Un profundo agujero en el cuerpo se abre paso en canal





    En un mundo de nieve donde el frío cala los huesos de los mortales
    y el sol nunca los acaricia, siento como mis huesos
    se vuelven gelatina y no aguantan mis músculos,
    se quiebran, se deshacen crujiendo lastimosamente,
    gritando e implorando a sus lustros que tengan piedad.

    La soledad, mientras tanto, se apodera de cualquier sentimiento,
    los apresa, los encierra escrupulosamente entre sus dedos
    y los funde para sí, sin clemencia alguna, en su propio cuerpo.

    Ya no hay tiempo, la huida no haría otra cosa que empeorar mi sufrimiento, estoy encadenado, sujeto a un objeto afilado y sangriento, un profundo agujero en el cuerpo se abre paso en canal y muere desangrándose en el centro de mi pecho.


    Antes este corazón fue músculo, ahora… una piedra que no para de rodar y de vomitar ruido, horroroso es siempre su despertar por todo lo que la he querido y sin embargo, ella, al fin… me ha vencido.