Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    martes, 30 de abril de 2013

    Dolorido, seco y estrujado





    Envolvió en pañuelos de colores
    sus lágrimas de cruel desolación,
    a sus ilusiones, puso un marco de poesía
    e hizo suyas las canciones del dolor.

    Se alejó del valle del verdor,
    del río y de la fuente natural
    de donde bebía de su riqueza,
    para ir en pos de un sueño,
    manantial de sus ilusiones y esperanzas.

    Floreció entonces la semilla,

    como una cruenta raíz venenosa,


    incrustándose a fondo en su corazón,
    cegándolo y atormentándolo hasta dejarlo exhausto,
    dolorido, seco y estrujado,
    pagado cruelmente con una injusta traición.


    Ahí perdió la fe… el hombre de la poesía, antaño feliz,
    perdió los sueños… la alegría
    y hasta la esperanza, (que aún vivía)

    se le murió en su corazón.



    Entre dardos de deseo y calentura



    Entre dardos de deseo y calentura,
    aprisiono sus labios con mi boca y, vehemente,
    mi lengua se introduce en su garganta, y juega con su lengua,
    haciendo figuras geométricas, juguetona, traviesa y ansiosa.

    Mis manos no paran de moverse por su cuerpo,
    intentando incendiarla,  torturándola, loca de deseo,
    hasta hacerla arder y quemarse, 
    ¡disfrutando de un demoníaco y sofocante placer!

    Entonces que, de una mordida, me hice dueño de sus muslos
    y éstos como un mártir, se me abrieron dejando paso 
    a mi hombría que, orgullosa, entraba en sus entrañas, 
    provocando en sus adentros un seísmo furibundo. 

    Una llameante explosión, que la  daba y nos dio placer 
    hasta en nuestras almas, como lava ardiente… 
    hasta dejarnos exhaustos, agotados,
    sudorosos, satisfechos y henchidos del placer. 



    lunes, 29 de abril de 2013

    Duele tanto recordarte...

    Imagen obtenida de Internet


    Siento en mí la ardiente pasión
    con la que me miras
    y veo cómo me vas buscando 
    y no rehúyes mi mirada
    ni desvías tu piel
    cuando te me aproximas
    y te toco y acaricio
    como un loco enamorado.

    Te siento tan cálida y serena,
    con esa cándida,
    dulce y a la vez altiva placidez,
    que me hace desearte
    y poseerte hasta
    lograr emborracharme de placer,
    para caer luego
    dormido y relajado
    sobre nuestra cama,
    ebrio y satisfecho de placer.

    Esa es la razón de que hoy…
    sienta el pesado lastre
    de mi necedad en mis entrañas
    y cómo ésta siente a su vez
    el vértigo en la piel cuando te ama
    y teme perder tu amor a la vez.

    La soledad persiguiendo,
    a la vez que la fustiga,
    a la memoria, zarandeándola,
    como sí ésta tuviera alguna culpa
    de ser como un disco duro
    que todo lo copia, guarda y almacena.

    Duele tanto recordarte...
    aunque mucho más
    me dolería y heriría sí tú recuerdo
    al final se me perdiera
    y nuestro fino lazo de nostalgias
    se nos llegara a diluir
    sin un mañana o un después cualquiera.



    domingo, 28 de abril de 2013

    ¿Por qué a mí me tuvo que pasar?



    Imagen obtenida de Internet

    En el infierno, queriendo desandar lo andado,
    corriendo sin volver la vista atrás, huyendo de mi pasado,
    sin pensar ni querer saber si podría regresar sobre mis pasos,
    cuando aún era un ser inocente, sin pasado.

    El dolor como único guía, sin fe, ilusión o esperanza
    de poder regresar. El miedo susurrándome al oído sin piedad: 
    por mucho que corras o te escondas... ¡tu alma es mía!

    ¿Por qué? me pregunto angustiado, echándome a temblar,
    ¿acaso ni muerto me dejan luchar?
    Creo sentir cómo por mis entrañas, la sangre, ruge, 
    pidiendo la libertad mientras, el dolor sigue su camino 
    quebrando con su veneno cuánto me importó o ha de importar.

    Ahora mismo, apenas un segundo ha pasado,
    las descargas eléctricas me sacuden, me hieren y aniquilan sin control, 
    no sé sí mi cuerpo o mi alma sobrevivirán
    o por el contrario... dejaré que se apodere de ella sin luchar, 
    preguntándome ¿por qué a mí me tuvo que pasar?







    viernes, 26 de abril de 2013

    Esta noche te voy a buscar en mis sueños

    Imagen obtenida de Internet


    Me voy a subir a las nubes
    a contemplar la mañana
    y una vez arriba es probable
    que acompañe a la luna a asomarme a tú ventana.

    Esta noche te voy a buscar en mis sueños,
    y sí llego a encontrarte te abarcaré con mis brazos,
    te amarraré a mi cintura y sin soltarte,
    te besaré con dulce y grata ternura,

    dejando fluir de mis labios la miel de mi poesía,
    para decirte en verso ¡te amo mi bella locura!!
    Llega el momento del beso y hasta las estrellas del cielo
    se alían para mostrarse en toda su belleza.

    Nuestros labios se juntan, se fusionan,
    con la forma de un sólo labio,
    como sí un sólo deseo mostrara al mundo
    su recato y su simpleza.
    Suspira, bésame o toma de mí
    cuanto de sueños tengan los latidos de mi alma.
    Al fin y al cabo, mi amor, soy tuyo, como tú eres...
    Mi última esperanza.

    Dejo a la soledad que me conmueva el alma
    Y es ahí, justo en ese instante cuando me doy cuenta
    de lo solos que andamos por el universo.




    jueves, 25 de abril de 2013

    Desilusionado enamorado payaso




    Escuchando el crepitar
     que me resuena en el pecho,
    no es extraño que me ponga a temblar,
    llore y termine maldiciendo.

    Soy el último soplo del cierzo,
    el último sonido del viento,
    esa es la razón de sentir...
    lo que estoy sintiendo.

    Un día,
    dejándome guiar por la locura,
    envolví en llanto de canela mi absurdo
     y alzándome en defensor de lo divino,
    me puse a caminar entre las piedras.
    injusto fui conmigo mismo
    y más aún con quienes, sin juzgarme,
    me arroparon, me protegieron del frío invierno
     y regalaron su cariño,
    sus mimos y toda su grandeza.

    Hoy guardo, castigándome
    todo lo que me duele,
    para no olvidarme jamás que,
    en esta vida u en la otra,
    TODO, más tarde o más temprano... regresa.

    A la arena del circo fui a contarle,
    para que no me oyeras,
    cuántos recuerdos tuyos
    guardaba prendidos
     en el interior de esta caja,
     pecho errático y mortal,
    de este desilusionado  enamorado payaso,
    que vino al mundo
    sólo para amar a una vulgar quimera.

    Mi cabeza se pone a pensar:
    El amor es la solución de quien ama
     y la soledad de quien nunca amo.

    Mejor me alejaré tan lejos en el tiempo
     que nunca vuelvas a percibir
     ni un delicado brote de lo que estoy sintiendo.









    martes, 23 de abril de 2013

    Nace desde la eternidad

     



    Nace desde la eternidad
    y se incrusta en los sentidos
    dejándonos sin habla
    y sin corazón para sentir sus latidos.

    Desde mis entrañas,
    dándome miedo penetrar
    en el hondo pensamiento de mi sentir.
     Observo, la extraña isla,
    forma zafia de excretar un juramento
    para luego desplazarlo hacia mis adentros
     y volverlos a encerrar...
    ocultándolos de nuevo
    y quedándome yo mismo... dentro.



    lunes, 22 de abril de 2013

    Mis mundos giran a la deriva


    Quise recorrer tantos mundos paralelos
     que obvié al que más cariño
    y atención se merecía.

    Ahora mis mundos giran a la deriva
     y yo en sus profundidades
    giro confuso y abatido dentro de ellos.

    Dadme aire para poder volver a darle
     una nueva dirección a mis pulmones
    e insuflarle una nueva y mejorada vida.

    Necesitan del calor y la calidez
    de un nuevo sueño con el que sentir de nuevo,
    y llenarse de sensaciones para mi ya olvidadas.

     En esta dañina e inutilidad que me lastima,
     humilla y derrota... 
    y que me deja sin vida ni esperanza.


    domingo, 21 de abril de 2013

    El Presente... Sólo Nos Dura Un Segundo



    No te atrevas a negar lo evidente,
    te ame como a nadie 
    he amado,
    puede que no cómo te hubiera gustado pero,
    TODO lo que te di fue AMOR.
    Nunca pude darte lo que te merecías,
    aunque bien que lo intenté,
    ahora para mi eres una desconocida
    a la cual y pese a todo... NUNCA OLVIDE.
    Odio la debilidad que detiene mi pluma

     y que la hace débil ante la adversidad.

    Me horrorizo y gimo como un niño perdido

    que no encuentra a su mamá.

    Dejó que mis lágrimas aterricen

    sin vergüenza,

     sobre mi olvidada capa de dignidad.


    Ahí radica lo malo, el presente...
    sólo nos dura un segundo
    ¿Da tiempo para algo más que... suspirar?
    ¿Será por eso que
    Nuestro desconocimiento
    está en el poco esfuerzo
    que hacemos en conocer a los demás?




    viernes, 19 de abril de 2013

    Cada día estoy más lejos de mi mañana...



    Cada día estoy más lejos de mi mañana... no tengo calma, me siento obsoleto y absurdo y me voy dejando atrás las pocas esperanzas y deseos que me quedaban. Inflexible, busco en mi interior "por sí aún tuviera alguna reserva o una poca olvidada", y no, por mucho que me rebusco... sigo sin encontrarme nada.

    Nada me agita más mi interior que el no saber cómo despertaré mañana, sin embargo, el dolor, se me asemeja a la dura y siempre hiriente "sombra burlona" riéndose de mí como cada amanecer, cuando, satisfecha, despierta sonriente en mi cama.

    De nada mi sirve escudarme en el dolor si para ello lo único obvio, es odiarme o herirme para empezar, de alguna manera,
    a perdonarme, o tal vez morir… y reencontrarme de nuevo
    con la esperanza, aquella que huyó de mi horrorizada y postrera.



    jueves, 18 de abril de 2013

    Soy el mero espectador de lo que me duele y mata



    En esta desolación atroz que me consume,
    apenas, oh, pensamientos extraños
    que me aprisionan y atrapan…
    soy el mero espectador de lo que me duele y mata.

    En las horas de soledad en las que el silencio
    me hiere con su indiferencia, 
    siento el más absurdo de mis deseos brincar 
    hasta sobresalir con la mayor rabia 
    y romperse en mi pecho hasta hacerme sangre, 
    para morir después en mi boca 
    y sentir que, como siempre... ha llegado tarde
    .

    No existe peor penitencia que creerse humano y estar penando.
    Ni mayor pena que la de no saber disfrutar 
    de lo que la vida te ha estado dando y tú, 
    mil veces más te lo has estado negando.

    Como dardo o flecha envenenada, siento a mis pensamientos
    atravesarme y emponzoñarse  en el alma. 
    Hasta me deleito con su sabor, agridulce y seco. 
    ¡Tan odioso es y a la vez tan tierno, 
    que ni siquiera me defiendo!!

    Miro hacia atrás y me pregunto, «sí vendrá a buscarme...»
    pregunta inútil y absurda ¡Ya me encontraste!! 
    Aún así me digo;

    «Cómo se echa de menos el ayer cuando nos perdemos, 
    sin quererlo, en nuestro mañana».