Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    miércoles, 31 de julio de 2013

    Retrataré tus besos



    Retrataré tus besos,
    aquellos que zurcieron tus labios en mi boca...
    no quiero dormir y olvidar que alguna vez los recibí.
    Mientras,
    la hiel seguirá carcomiendo mis dudas
    y mis sueños, aquellos con los que te retraté…
     se irán vaguada abajo, hasta desaparecer.

    La soledad perseguirá tu recuerdo
    Y hará que me evada buscando una pesadilla,
    una que evite mis pensamientos… hacia ti.

    Añoraré a la tristeza,
    amiga de mis melancolías,
    esposa y madre de mis dolores
    y ¡de las malditas entrañas mías!
    Volveré a pensar en esos besos que me diste…
    aquellos dulces y enamorados que
    zurcieron tus labios


    en la boca sedienta de amores... mía.


    lunes, 29 de julio de 2013

    Palabras confusas

    Imagen obtenida de Internet

    En esta confusión mía,
    viva y caliente en mis lunares,
    vivo en la serranía,
    de cuantos sufridos otoñales,
    fueron solo culpa mía.

    No me avengo a mis razones,
    tampoco cazo zorzales,
    ni semillas siembro en caudales
    salvo, las que sembré por doblez,
    en la tripa de su madre.

    Me río de cuanto aliento,
    del maldito reloj
    y de su madre, [del que lo inventó]
    por rastrero y por cobarde pues él,
    [ya se murió] y somos los demás
    los que pagamos con holgura,
    los tic, tac… de los finales.

    Ahora digan que no me entienden
    que se me rebelan y salpican las palabras 
    y yo los saco a “gorronazos”  
    de [gorrinos] criados con zarzamoras y rosales.




    sábado, 27 de julio de 2013

    Una lucha injustificada

    Imagen obtenida de Internet


    Un día más… sin saber qué más esperar.
    Mi día a día se convierte en insufrible,
    no sé si voy aguantar otro día más…
    Mi tiempo, las agujas de éste maldito reloj biológico, 
    me piden parar de girar.

    Estoy cansado de tanta lucha, una lucha injustificada 
    y terrible contra mí mismo, ¿Qué más me puede pasar?
    La soledad me convierte en inútil y la compañía 
    me lo hace ver y sentir mucho más.

    Busco una manera de abandonar este mundo sin dejar cicatrices,  
    dolores ajenos al mío… Personas que me quieren, familia que me soportan… 
    los hijos, a los cuales no pude dar lo que un padre debería poder dar.

    [Solo con amor no se come, ni se pagan los colegios, 
    ni se visten, ni por supuesto,
    da para darles caprichos].

    Estoy harto de exhumar letras muertas,
    de intentar dotarlas de vida para, 
    tan solo conseguir un alma que grita y vocea…
    herida de muerte.

    Quiero marchar, dejadme ir…
    Inundar con esfuerzo y tesón ese paraíso 
    que me fue negado en la Tierra…
    y hacerme dueño, acaso de un solo “cachito”,
    no pido más… solo un “cacho”, 
    de ese goloso pastel que es la libertad.


    [No miréis más allá de estas letras... son palabras, acaso, solo unas letras mías más].



    (12:22 H)  {27-07-13}



    jueves, 25 de julio de 2013

    Del sudor expelido por mi alma


    Mi vida se convertía en un sueño
    mientras mis palabras se iban quedando
    escritas, con las diminutas gotas
    del sudor expelido por mi alma.

    Este soy yo un diminuto ser,
    cargado de errores pero que sin embargo,
    es capaz en su pequeñez de expandirse
    y glorificarse en letras, aunque,
    muchas están escritas con la hiel y son amargas.

    Bebe si lo deseas de esta hiel,
    Es mi sudor que expele
    Cualquier deseo de supervivencia, salvo,
    El hacerte sentir humano, al leerme.

    Yo no lo conseguí al transcribirlo,
    No obstante,
    en vuestro recuerdo quiero quedarme,
    Impreso en tinta y en vuestra sangre…
    para convencerme [si puedo]
    que alguna vez, existí.


    martes, 23 de julio de 2013

    Mis labios helados

     


    Vivo a espaldas del amor, olvidado, sombrío.
    Le niego con tenaz energía mi frente y mi pecho
    para guarecerse, dormir o inhibirse de su calor tardío.


    No me siento culpable, no puedo actuar de otro modo,
    mi vida es un caos y poco o nada puedo yo aportarle.
    Me enoja tanto la frialdad casi lúcida de lo que siento...


    Cómo me espanta insufrible la soledad sombría,
    aquella que me abraza desdentada, me vela y me acompaña
    mientras se ríe y se solaza de mi sentir, mustio y culpable.


    Triste y sin esperanza, vuela mi espíritu buscando sin fe,
    a quién sepa retener en sus manos mi corazón y aleje
    el horror y el miedo que llevo pegado a mi cuerpo desarmado.


    Mientras, mi alma seguirá huyendo, cayendo en brasas
    ¡en volcanes incendiados! para luego beber del veneno,
    el mismo que me humedece seco, mis labios helados...




    lunes, 22 de julio de 2013

    Más vivas, alegres y divertidas



    Me recorre en escalofrío la tristeza,
    un cuchillo que, corta, raja, cuartea y malea,
    como haría a su antojo el alfarero con su barro.

    Es por esa razón que el corazón, me miente,
    me dice que respire,
     expire el aroma de los tiempos
    y me evada junto con su perfume.

    Que vuele feliz rumbo a otras vidas,
    más vivas, alegres y divertidas,
    gozosas esquirlas que se adhieran a mi herida.

    Pero, sé de cierto que, me miente.
    Me niega el sufrimiento para evitar mi muerte,
    Esa extraña sensación de no estar despierto…
    Quizás solo sea el sentimiento de esa herida infringida,
    La que me provoca la tristeza, tan adentro.




    sábado, 20 de julio de 2013

    Soy yo quien debe ir donde ella, me lleve


     



    Me lanzo a naufragar en una tormenta
    que nunca antes he conocido,
    sintiendo el ahogo como un drama menor,
    como una prenda a pagar por mis faltas,
    sin pensar ni tomar decisión ninguna.

    Me dejo embestir por las olas de la ignorancia,
    esperando tal vez… una salvación
    que no acaba por llegar
    Y me dejo ahogar…

    Mas no importa, estará lo que sembré,
    ¿me recordarán, no?
    sabrán que fui yo quien les salvó,
    quien pese a su deshonra,
    ¿supo, cuándo debió llegar su hora y, lo cumplió?

    Siento el dolor de mi cuerpo
    golpeado una y otra vez contra las rocas,
    roto y quebrado
    como un muñeco de madera vieja,
    un puzle deshecho a puñetazos
    por una rabieta infantil.

    Noto que me invade el sopor,
    La llamada de la muerte…
    Una caricia fría que nadie quiere
    me espera en la puerta,
    la dejo entrar, pero insiste…
    Soy yo quien debe ir donde ella, me lleve.


    ¿Lo notasteis? ¡Sí, estoy loco!





    Hoy quiero matar mi tristeza con tu recuerdo,
    Desarmarla reviviendo cuanto fuimos y cuanto nos amamos,
    Destrozarla a base de soñar despierto
     nuestras noches de pasión inacabables,
    envidiadas por los celos, disfrutadas por nosotros.

    Quiero envenenar lo que me duele,
    Golpear con fría saña lo que me espanta,
    Clavar en las entrañas del olvido…
    Lo que atormenta a mi alma.

    Quiero hacer tantas cosas…
    Y aquí estoy, reviviendo nostalgias.
    ¿Que soy idiota, bobo y hasta… idolatra?
    ¡Lo sé  y el horror por serlo,
    Me tiene enajenado y cohibido!
    ¿lo notasteis? ¡Sí, estoy loco!
    Loco de amor de tanto haberla querido…
    pero, no hagáis caso... no sé lo que digo.


    domingo, 14 de julio de 2013

    ¡Maldita la primavera en que he nacido!



    ¡Maldita la primavera en que he nacido!


    Estoy sangrando, sin herida o incisión
    Que manche mi cuerpo.
    Me estremezco y tiemblo, sin hacer frío
    O tener miedo alguno.

    Se me desgarra el alma
    Y tan siquiera a mí nadie me ha herido.
    Pero, duele…
    Y es un dolor seco, mudo, mugriento,
    cansino en su andar,
    Horrible y duro al despertar.

    Me miro muy profundamente,
    Casi me exijo una explicación…
    ¡Iluso! Acaso… ¿no es un castigo?
    Me río… solo, olvidado de todos,
    Envuelto en mis vacíos.

    Se me escapa el aliento,
    Entre dientes me maldigo,
    Oscuro el incienso…
    ¡maldita la primavera en que he nacido!


    La risa infantil de sus rezos




    Quiero creer, sentir que la libertad de elegir
     puede ser un medio, no un objetivo a largo plazo.
    Resistir los envites del tiempo
    Y sobresalir hasta el último aliento.

    Desear, sin enjuiciar o acusar
    a quienes no siguen los dogmas que yo elegí,
    Pese a no saber… de fe.

    Puedo hacerlo, voltear el dolor
    Y darle una patada en su gran culo.
    Elegiré sin exigirme inmediatez,
    Sin atosigarme inútilmente, pensando… estoy bien.

    No me merezco el camino equivocado que elegí,
    Fue un cruce entre sombras,
    me lancé sin pensar, corrí por el maizal…
    Y entre sus largas hojas verdes, me diluí.
    Hoy soy parte de su universo,
    humedad de sus frutos,
    oquedad de sus lágrimas…
    La risa infantil de sus rezos.

    (21:43) «14/07/13»


    Mi encierro… Me aproxime hacia el fin.





    Muchas veces me preguntaba,
    el por qué de no memorizar lo que escribía…
    Ahora ya lo sé…
    no deseaba descubrir lo inútil y carente de sentido que es mi vida.

    Siento que soy una gruesa y estéril roca,
    Seca y sedienta:
    Que viaja, a pie, sin recurso ni movimiento alguno,
    Llevado tal vez por esa inercia…
    De hacerlo hacia ningún sentido.

    No, no me apetece memorizar mi inutilidad,
    Desentrañar lo que me duele ni continuar “tragando” bilis;
    Esa necia sensación, fría y rasposa
    que se llama (o llaman), SOLEDAD.

    Seguiré creyendo que estoy perdido,
    que mi razón se burla de mí
    Y que tal vez un día…
    Mi encierro…
    Me aproxime hacia el fin.



    (Notas para olvidar: 9:04 «14/07/13» domingo)