Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    miércoles, 30 de abril de 2014

    La obscena escena de una lujuriosa y miserable pasión.

    Angustiosas son las horas de espera,
    mirando de una manera compulsiva
    el reloj.
    Horas de inciertas vicisitudes
    escuchando excitados los latidos de nuestros cuerpos.


    Agónicos suspiros fluyen por nuestros labios entreabiertos, convertidos en gemidos y en llanto, dañando imprudentes nuestro corazón.


    Miserias que riegan su veneno
    por nuestro caudal sanguíneo,
    envenenando una sangre
    que hace mucho tiempo murió.


    Horribles minutos de un tic, tac
    que no quiere esperarnos
    y que avanza inexorable e imparable,
    hacia una muerte oscura e indomable.

    Y en mi condición de ser humano,
    acelero con el cruel acento de mi pelvis,
    la insatisfecha incertidumbre de mi sexo,
    perpetrando la obscena escena de una lujuriosa
    y miserable pasión.