Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    sábado, 17 de mayo de 2014

    Dichosa me recibes, golosa y hambrienta, dejando que te perfore las ganas


    Te contemplo al despertar,
    te observo,
    tu linda expresión me enternece y llena de ternura.
    Tu belleza es compasiva, pese a resplandecer,
    en una luminosidad que ilumina tu rostro
    y toda la habitación,
    dando a tus parpados, cerrados,
    el resplandor del sol al atardecer,
    y a tu iris, al abrir los ojos y despertar,
    el fragor tumultuoso de un volcán en erupción.

    I

    Te desperezas como una gata
    mientras me miras con tus azules ojos.
    Me estremezco. ¡Eres tan bella!
    Que no puedo evitar mostrar el rubor
    en mis mejillas encendidas... de deseo,
    de excitación, ¡de pasión!

    II

    Estiras tu brazo,
    tiras de mi con tus dedos largos y sedosos
    y haces que mi cuerpo
    se abrace a tus ardientes pechos desnudos...
    Los duros, rosados y enhiestos pezones,
    desafiantes, pidiendo a gritos que los mordiera
    y saboreara a placer...
    no me dejo rogar, me apodero de ellos
    y les doy el placer que ansían,
    la lujuria que esperan
    y el goce que los fortifica...

    III
    Mi sexo se acopla
    como una pieza perfecta de puzle
    sobre tu infinito,
    ese ancestral objeto oscuro del deseo,
    cálido, húmedo y vicioso,
    donde me aguarda placentera y esperando,
    la felicidad.

    IIII

    Dichosa me recibes,
    golosa y hambrienta,
    dejando que te perfore las ganas...
    viviendo cada sobresalto,
    cada latido de mi corazón,
    embistiendo tus caderas,
    compartiendo fluidos y ansias...
    bebiendo ansiosos el uno del otro,
    mezclando saliva, humedades
    y fundiendo nuestras almas
    al ritmo loco del tambor,
    ese músculo inmenso y fuerte
    que nos rompe con ritmos rabiosos
    nuestros pechos.

    V
    Mis manos se vuelven líquidas,
    de tanto sudor,
    mi frente, arrugada del esfuerzo
    y de la concentración...
    no quiero fallar, te espero...
    tu orgasmo tiene que ser mío,
    porque al mismo tiempo,
    deseo regalarte el mío con ilusión...