Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    viernes, 6 de junio de 2014

    Recorrí con gran placer, cada delicado poro de tu tez


    Imagen obtenida en Internet

    Me desperté temblando, sudoroso, 
    llorando y dolorido. 
    Mi primer pensamiento fue de desconcierto, 
    ¿dónde estaba, con quién, y en qué brazos había amanecido?

    Te miré, y no pude por menos que enrojecer de ternura. 
    Tanta dulzura había en tu rostro plácidamente dormido, 
    que no sentí otro deseo que no fuese el de besarte 
    y dejar con gran placer en tu boca la miel de mis labios.

    Recorrí con gran placer cada delicado poro de tu tez, 
    cerciorándome que tu aroma estuviera unido a ti 
    en cada molécula o partícula de tu piel,  para poder robártela después, 
    incrustando ese aroma a fuego en las puntas de mis dedos.

    Luego quise salir huyendo y no pude, despertaste, 
    te abrazaste a mi cuerpo y fuimos los dos una hoguera, 
    que se quemó y consumió en unas horas, 
    y a la misma vez que se esfumaron nuestras ansias.