Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    miércoles, 30 de julio de 2014

    No tengo corazón para mi desconsuelo



    No tengo corazón para mi desconsuelo,
    la gallardía prometida desapareció como por ensalmo,
    dando al traste de un puntapié a mi alegría.
    ¿desesperación de un solo día?

    No me justifico ante nadie ni ante mi mismo,
    soy culpable, acaso de ser una endeble rama,
    rota por sus extremos, además de seca y vacía.

    El orgullo me procuró el hostigamiento necesario
    para ser, por un tiempo, el eje disuasorio de una muerte cierta,
    casi prometida... sin ser la novia de nadie,
    apenas rosa con espinas, alejado y viviendo al día.

    Me embalsamé en vida y me procuré amor propio,
    dando a mi cuerpo goces disuasorios, pasiones sin caricias.
    Lugares que reclamé me abarcaron y alteraron la razón,
    justificando con el miedo, todo lo que me causó dolor.

    Amarguras, desencantos, dolor y calenturas,
    fueron al fin compañeras sumisas de mi piel,
    ardientes llamas flamígeras, campeaban dueñas
    y furiosas golpeándome sin compasión por doquier.