Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    martes, 16 de septiembre de 2014

    Bastión de inconformes murales donde aisló una vez su humanidad



    De qué poco sirve el misterio si, 
    al mirar hacia atrás,
    recuperamos su fiel reflejo
    causando la tristeza de aquel
    que solo gime y se retuerce
    entre sabores y aromas de su propia miseria.
    ¿Cuándo funciona la profundidad del alma?
    Si al final es el suplicio que obtiene el necio
    cuando, al alba,
    le da por asomar su nariz por la ventana
    y se la destroza con la persiana enrollable...
    ¿Cuál es entonces su "genialidad"?
    Certero puede parecer su dueño empuñando la pluma,
    mientras que el ratero sobrevive
    de lo que roba o persigue,
    perdiendo por los bolsillos rotos
    lo que obtiene en el camino.
    Bastión de inconformes murales
    donde aisló una vez su humanidad
    vistiéndola de cordura
    cuando lo que realmente quería vender

    era su inconfundible y apestosa locura.