Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    domingo, 14 de septiembre de 2014

    ¿Dónde dejé el orgullo o cómo fue que lo perdí...?

    Imagen obtenida de Internet

    Bajo estridentes ululares,
    camino cansado, viejo y derrotado.
    Y asisto, descerebrado, a la muerte silenciosa
    y temprana de los ecos juveniles de mi alma.

    Sí, aquella que fuera mi fiel compañera,
    la que peinó con dulzura las arrugas
    de mi frente y llenó de sueños, en forma
    de lluvia y algarabía, mis mañanas adolescentes.

    Fijos van en mi interior, los albaceas del notario,
    persiguiendo con encono aquello que me venció,
    no sin antes, no señor, cobrarme por anticipado
    en vil moneda roja, chupándome la sangre.

    Me cuesta hoy, discernir dónde dejé el orgullo
    o cómo fue que lo perdí... siendo éste el dueño digno
    de todo lo que me llevé en el pecho por presumir de necio,
    cuando solo fui un simple albañil, cargado, eso sí,
    de letras, de sangre de horchata y de poco talento.

    Hoy me llevan a cuestas aquellos que me obviaron,
    convirtiendo en desatino una leyenda...
    la de aquel que amó un sueño en un verso
    y fue la prosa no escrita... de un haz luminoso
    en la pluma de un loco y variopinto viejo senil.