Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    miércoles, 15 de octubre de 2014

    Lloré y grité... hasta quedar afónico



    Me resguardé del destino
    para que no me hiciera daño,
    me escondí
    como hacen solo los cobardes,
    huyendo a trompicones
    por barrancos y cañadas...
    torpemente
    me fui alejando hacia la nada.

    Cayó de nuevo el otoño
    con sus hojas amarillas
    y blancas,
    y me convertí
    en el ermitaño
    de sueños incumplidos
    y aromas amargos,
    siempre solo,
    entre las sombras
    y abrazado a su soledad nefasta.

    Lloré y grité...
    hasta quedar afónico,
    pidiendo a gritos la muerte,
    nada conseguí,
    estaba solo
    un grueso y fuerte corazón
    seguía con su sabor amargo
    latiendo en mi.

    Destino cruel fue
    el que sin pensarlo
    se alojó a mi vida
    como se habitúan las sombras
    a vivir fundidas con el alma,
    siempre etérea y en el lodo
    del dolor y el desencanto.

    ¿Qué cuál es mi problema?
    ¿qué cuál es mi queja o pena?
    tal vez si os lo contara...
    ya no me pertenecería
    y usted sería entonces... su única dueña.