Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    domingo, 26 de octubre de 2014

    ¿Por qué no nos responde el amor cuando lo buscamos y le gritamos sin aliento?


    ¿Por qué cuesta tanto
    conseguir una caricia,
    un beso, una sonrisa?
    Sueños...
    que fueron hechos
    de juveniles ilusiones,
    hoy secas y marchitas,
    doradas fueron un día
    por los rayos del sol
    sobre una desértica
    tierra mezquina.

    ¿Por qué no nos responde
    el amor cuando lo buscamos
    y le gritamos sin aliento?

    Hoy lloro por mis silencios,
    por la soledad que me ha tocado,
    por la sonrisa de un niño chico,
    aquella que se diluyó en mi pasado
    y por esas otras felices
    y que ya, para mi desgracias, he olvidado.

    Hierático el corazón,
    siempre mendigando amor,
    siempre deseándolo
    para luego acabar perdiéndolo,
    tal vez en ese abismo hostil
    y postrero,
    hábitat natural del ser humano
    engañoso y rastrero.

    La vida se nos va cuesta abajo,
    inmensa en su soledad,
    equidistante en sus silencios,
    poeta vanagloriado,
    escribidor de sus pecados.

    Aquí yace el gran hombre,
    el pedigüeño apocado...
    el soñador de amores,
    el enfermo de amores vanos;
    muriendo en sus silencios,
    bajo las llagas de sus dedos

    de su corazón y de sus manos.