Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    lunes, 31 de marzo de 2014

    Te viviré hasta que no esté muerto




    Cada beso suyo es una caricia
    Un balón de oxígeno para mis pulmones
    Y un amanecer brillante de colores,
    henchido mi interior de amor y de ilusiones.

    Es la hembra, la que me amamanta con sus besos,
    La que sacia mi sed
    y me renueva la sangre de oxígeno
    mi bella, hoy madre, mañana amante.

    La que se me erige en diosa
     y guía de lo que siento,
    La que en sus brazos protege mis sueños
    Y la que, tras su sonrisa, aviva la llama de mis pasiones.

    Me dejé hacer y no me contuve hacia ella
    Mis instintos…
    Poseyéndola el alma y espíritu
    A través de penetrar y apoderarme de su cuerpo.

    Diosa fuiste de mis terrores,
    Diosa y ama de lo que siento,
    Te querré mientras viva o sueñe…

    Te viviré hasta que no esté muerto.


    domingo, 30 de marzo de 2014

    La muerte… ella fue



    Estoy sintiendo que me muero,
    aterido de frío aguardo sin dolor;
    la primera palada de tierra del enterrador,
    la que me hará inmortal a tus ojos
    y un Dios omnipresente en tu corazón.

    Leo en tus ojos casi sin mirar,
    la pálida sentencia de un beso del ayer,
    aquel del que bebí sin saciarme,
    el último que inhalé y no disfruté.

    Hoy cauterizo todas mis heridas…
    tal vez para olvidar de mi desafortunado viaje
    o rememorar por última vez
    lo que contigo jamás pudo ser.

    Otros labios lograron despertar en mí
    algo más que lascivia…
    caricias, abrazos y orgasmos
    o pasiones terrenales,
    La muerte… ella fue.


    miércoles, 26 de marzo de 2014

    No me preguntes que qué es poesía


    Poesía es la carne palpitante,
     anhelante de fundirse
     a la otra carne
    y formar con emoción, una sola,
     consiguiendo recrear un volcán
     y explosionar con fuerza en tus entrañas
     a modo de olas.

     Poesía es saber amar
     con las mismas ansias y deseos
     como se anhela disfrutar
     de la otra persona,
    darle la felicidad
     que quieres para ti
    para que la disfrute
     siempre antes ella.

    Poesía es mirarse en tus ojos relucientes,
    brillantes y cálidos
     por la emoción
    pidiendo ese beso soñado
    que ya está tardando
    en producirse.
    Poesía es... sentir cada latido
    de nuestros corazones
     latiendo al unísono
    mientras de nuestras bocas emergen,
    las lenguas golosas
    y lamiendo nuestras lágrimas
    jueguen después traviesas,
     a dejarse herir por el  amor
    mientras nuestros cuerpos
    yacen compasados
     felices y abrazados,
    extenuados de tanto haberse amado.




    jueves, 20 de marzo de 2014

    No debí ser como soy…


    Te contemplo extasiado,
    Mientras, el agua cae
    como catarata por tu cuerpo y,
    la envidio… pues siento que,
    me enrabia compartirte,
    con quien ni posee manos
    ni labios para succionarte
    esas deliciosas cerezas de tus pechos.

    Sin embargo, no puedo evitarlo,
    me excita ver cómo te enjabonas
    y la forma en que el agua se hace cómplice
    del jabón… y de tus manos.


    Te grité y no hará siquiera unos segundos
    Y, ¡ya lo lamento…!
     te amo y deseo tanto,
    que me es difícil contentarme
    con solo poder contemplarte
    admirarte  o hasta de pensarte.

    Me gusta ver cómo te evades del dolor,
    de mis enfados de hombre frustrado
    o del placer que me es imposible
    proporcionarte…

    Me siento tan lejos… al mirarte,
    Herido, hundido y perdido,
    tanto como tú al pedirme llorando
    que me marchase.


    miércoles, 19 de marzo de 2014

    Se me muere el amor...

    imagen sacada de internet



    Se me muere el amor...
    no el de padre,
    hijo o hermano,
    que ese lo llevo en la sangre,
    en mi pecho y en el alma
    ¡y no morirá nunca!
    Sino aquel que subyace bajo mi piel,
    sediento de abrazos
    caricias y besos.

    Ese que quiere emerger a gritos
    desde mi corazón latente
    y abrazarse a otro ser
    con la misma sed, pasión
    y amor bajo la piel.
    Que posea mis mismos deseos,
    mis desgarradores gritos
    y latiendo su corazón
    al compás que late el mío...

    Que se me contrae dolorido
    y se hiere mirándose al espejo,
    sucio y desvaído del tiempo.
    Desvanecido de tristeza,
    cauterizando sus heridas sangrantes
    con mentiras...
    mirando hacia adelante
    sin esperanza,
    las líneas invisibles
    que lo separan de la razón,
    muy cercanas, dolorosas
    y cautivas de mi desdicha.

    Se me muere el amor...
    Se aleja, divide y olvida
    y por razones que no entiendo,

    sigo sin saber la razón.


    sábado, 15 de marzo de 2014

    Porque el amor penetró en mi a borbotones

    Me ha dejado mi pesar,
    solo quiero pensar que te quiero,
    que te adoro,
    que eres mi mayor tesoro,
    mi mujer soñada,
    amada, hasta la extenuación.

    Que no quiero fingir que te añoro,
    que te deseo y que eres mi gran amor,
    aunque de sueños, no duerma
    y despierto me deje pervertir
    pensando en la locura de tu amor.

    cuando la belleza de un amor verdadero
    te hace llorar de emoción,
    desfallecer o palidecer de debilidad,
    hasta que todas tus desdichas te poseen.

    Y piensas, embriagado;


    ¡Bien  mereció la pena sufrir con pasión!

    Porque el amor penetró en mi a borbotones,
    tal vez sin caricias,
    ni besos o ni aún miradas,
    sin embargo,
    no cambiaría esta sensación
    de necesidad y vacío,
    no ya por un solo roce,
    beso o caricia tuya, sino,
    por seguir siendo un sueño, aún absurdo tuyo...
    aunque jamás llegues a ser mía
    ni te pueda tener, besar o tan siquiera…

    (ni en sueños) te llegue a rozar,
    seguiré queriendo que seas mía,
    mía sí... ¡y de nadie más!


    viernes, 14 de marzo de 2014

    Esperando la llegada de la muerte




    Me cediste tus privilegios
    de supuesta mujer enamorada
    para zaherirme una vez más,
    dudando de si me los merecía.

    No dudaste no,
    cuando eras objeto
    idolatrado de mis letras
    y de mis alegrías.

    Ahora ya no estás conmigo,
    me mentiste cuando me sonreías...
    no eras aquella mujer que yo creía,
    no, no lo eras...
    y me lamenté mientras te alejabas,
    olvidada de mí y de cuanto te quería.

    Hoy soy tan solo un naufrago
    en una isla inquieta y lúgubre,
    esperando la llegada de la muerte,
    no para mí, ni para ti,

    sino, para mi poesía.


    martes, 11 de marzo de 2014

    Yo, mientras tanto… te seguiré amando.




    Ven, amor,
    léeme aquellos versos que te escribí,
    quiero oír como suenan leídos por tus labios,
    sentir la susurrante melodía de tu dulce voz
    y emocionarte tú mientras acaricio tu piel
    de seda  y miel.

    Explorando lentamente,
     gozando con cada caricia,
    cada excitante punto de tu sexualidad
    experimentando con cada jadeo o gemido tuyo
    Mientras me pervierto.

    Sintiendo como me abres tus muslos
    ofreciéndome tu fruta prohibida,
    dejando que mis manos
    se agarren con fuerza a tus caderas
    y haciendo yo,
     que sea mi lengua
    la que te haga tartamudear,
    llorar y gritar de placer...

    Lee, amor,
    léeme aquellos versos que te escribí.
    Yo, mientras tanto… te seguiré amando.


    lunes, 10 de marzo de 2014

    Hora ya de enterrar el pasado



    Me recrearé mientras me quede
     un hálito de vida
    en ese recuerdo que me dejaste al marchar...
    recuerdos imperecederos
     de lo que un día fue
    y sin embargo, 
    no volverá a ser jamás.

    No justificaré tu marcha, 
    aunque tampoco te culparé,
    los dos equivocamos el discurso,
     yo, solo me traicioné.
    No vendré ahora a justificarme,
     más bien a convencer...
    convencer a este espíritu torturado,
    masacrado por los recuerdos del ayer, 
    del que hoy,
    al fin es un nuevo día,
     un nuevo amanecer...

    hora ya de enterrar el pasado
     y de volver a renacer.

    miércoles, 5 de marzo de 2014

    Luchando por una simple vida.



    Ya no hay abismo que me pueda esconder de la realidad
    Ni sombras que puedan disimular mi pánico a vivir,
    Soy lo que soy, no hay nada más, salvo oscuridad y miedo.
    ¿Qué silencios guardaré o qué palabras no voy jamás a pronunciar?

    Amé, de mi condición de hombre, la lealtad y dignidad conque me desenvolvía,
    Y que pensaba me cualificaba o condicionaba para el amor,
    o tal vez para poder resistir los envites maliciosos de la desidia y del desamor.

    Sin embargo, nada ha sido posible, AMAR… ni siquiera con dignidad.
    ¿Tan imposible es ser amado como un ser humano cualquiera?
    Vivo serpenteando por obstáculos, arrastrando mi orgullo, sin ilusiones,
    silenciando las esperanzas de una vida mejor… luchando por una simple vida.