Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    sábado, 30 de agosto de 2014

    Me tragué el orgullo y habló el silencio



    No me miraste al despedirme,
    tampoco al regresar una y otra vez.
    Fui para ti solo una imagen hueca,
    un punto donde apoyarte, donde emerger.

    No, no fue todo culpa tuya ni mía... no lo sé,
    tal vez nos engañamos mutuamente sin quererlo,
    o silenciamos nuestras bocas sellándolas con hiel.

    Me tragué el orgullo y habló el silencio,
    mis miedos afloraron y levité,
    sin alas, sin derechos, todo te lo condoné.

    Ardiente en mis entrañas, la hiel,
    hirviendo de desazón y angustia la tragué...
    haciendo que burbujeara el daño en mi mente,
    germinando la semilla del fracaso en el ayer.



    miércoles, 27 de agosto de 2014

    Te busqué, te busqué desesperadamente




    Te busqué, te busqué desesperadamente,
    entre manzanos y perales,
    entre encinares y olivos milenarios;
    hasta en el follaje amarillo de los pastizales.

    Miré cada sendero de hormigas,
    que caminaban solícitas llevando su comida,
    en madrigueras de conejos
    y hasta observé los guiños que me hacían las estrellas.

    Levanté piedras y atravesé ríos,
    trepé como un imberbe cualquiera,
    árboles orgullosos de ser cipreses
    o álamos espigados y frondosos.

    Cavé profundamente en tierra roja
    o me deshice de las horas...
    todo para encontrarte a ti, la dulce...
    oh, amorosa e imperturbable... demencia.




    domingo, 24 de agosto de 2014

    Sí, anoche... volví a mirar a las estrellas





    Anoche, mirando a las estrellas,
    volví a recordar lo que te amé,
    ingrato fue mi corazón fingiendo una sonrisa
    para luego rompérseme en cien mil pedazos,

    al recordar que tú ya no estabas conmigo.
    Que desapareciste para siempre...
    dejándome a mi en el olvido,
    pesaroso, quebradizo y perdido.

    Anoche, mirando a las estrellas...
    sentí de nuevo la brisa de tu aliento,
    al besarme tus labios, los míos.

    Y morí de dolor y angustia,
    sabiendo que te había perdido
    y que ni en mil de mis sueños...
    volverías a sentir lo que alguna vez habías sentido.

    Sí, anoche volví a mirar a las estrellas,
    y volví a revivir lo mucho que te he querido,
    pese a saber que tu recuerdo...

    me deja roto, desasosegado, cansado y vencido.


    viernes, 22 de agosto de 2014

    Sus labios, Su sonrisa y Sus ojos, me Encienden


    Me llama, y no la hago esperar,
    corro a nuestra alcoba
    allí está... me subyuga y me atrapa,
    sus labios, su sonrisa y sus ojos, me encienden.


    Cómo un chispazo,
    una luz cegadora, me ciega
    y no soy capaz de negarle nada,
    me tiene bajo sus botas de tacón de aguja.



    Mi cabeza se niega a pensar...
    me arrimo a su cuerpo y comienzo a sudar,
    es ardiente y me quema, me hiere, casi sin pensar.






    Baila, baila para mi y para nadie más...
    son mis pensamientos gritos y aullidos,
    aullando a la luna sin parar,
    ella es mía ¿o yo suyo? ¡y me da igual!



    Al fin caigo en sus brazos
    ella sonríe, me guiña un ojo
    y mi corazón estalló
    roto y quebrado... de felicidad.


    martes, 19 de agosto de 2014

    Tal vez así... muera también conmigo mi pecado...


    Fueron mi pesar, las horas cruentas que dejé atrás,
    aquellas que quise detener entre mis dedos
    y se diluyeron como agua entre mis dedos...
    sin dejarme apenas reaccionar y atraparte en mi pecho de nuevo.

    Te fuiste, te alejaste de mi como de un apestado,
    como se distancia uno de un miserable, así tu,
    me apartaste, con mucha razón pues, fui contigo muy malo.

    Quiero que me trague la tierra ahora mismo,
    que me hundan hasta el mismísimo infierno,
    que me reciba en sus brazos ardientes, Lucifer
    y que me queme, sin miramientos, en las llamas del averno.

    Tal vez así... muera también conmigo
    mi pecado...
    y así este sabor horrible que tiembla en mis labios,

    desaparezca para siempre y halle el descanso que me negaron.


    lunes, 18 de agosto de 2014

    La hoguera de un amor sin igual



    La vi al momento y al instante
    mis ojos comenzaron a brillar
    no era una luz plañidera
    sino la hoguera de un amor sin igual.

    Me acerqué, mis piernas temblaban,
    mis labios entreabiertos,
    la mirada afiebrada
    y el corazón latiendo acelerado
    sin parar.

    Cerca, muy cerca estaba,
    con mis pasos titubeantes y la cabeza agachada,
    cuando,
    al mirarla de nuevo, vi que me observaba...

    Temblé al ver su miraba
    y cómo,
    sus ojos, comenzaban a danzar y bailar,
    era el trasiego que tuve que recorrer,
    desde el mismo infierno,
    hasta el soñado paraíso que fue,
    desde entonces, nuestro amoroso caminar.



    viernes, 15 de agosto de 2014

    Se me desgarran las entrañas


    Se me derraman las esperanzas,
    se me disuelven las ilusiones,
    mientras el tiempo pasa y transcurre
    y mi alma, inquieta y triste,
    se me diluye entre las piedras.

    No hay dedos que me acaricien
    ni labios que besen furtivos, mi boca...
    solo la seca estopa del baño
    raspa mi espalda y finge ser mi compañera.

    Se me desgarran las entrañas,
    me quiebra el dolor; y el llanto...
    se me hace dueño absoluto
    y me atormenta con morir solo...
    y en un lugar cualquiera.

    Se me atraviesan los gemidos
    en la garganta,
    se me anudan las vísceras al corazón
    y se truncan mis sueños...

    de ser feliz... una mañana cualquiera.


    miércoles, 13 de agosto de 2014

    Un día tal cual hoy de ti me enamoré



    Me extasía tu boca,
    tu lengua me embelesa
    y tus ojos morunos
    me tienen loco y hechizado.


    Me calienta tu mirada,
    tu cuerpo me estremece
    y tu aliento vespertino,
    me quema y enamora.

    Tu mirar son como dos luceros
    que me atrapan miedosos,
    que me apresan y subyugan
    y que acaban quemándome las tripas.

    Cómo logras entonces excitarme...

    no lo sé, tal vez sea por tu perfume;
    mezcla de tomillo y romero
    o quizás el modo en que tus besos
    se apoderan de mi mente y corazón.

    Un día tal cual hoy
    de ti me enamoré
    no se si fue acertado o no lo fue...
    solo sé que, pasen los años que pasen
    ¡jamás te olvidaré!







    No la quiero ni bonita ni chula,
    tampoco inteligente o astuta,
    quiero solamente que me quiera
    que me mime con pasión y que deje,

    que yo la mime con la misma entrega y pasión.




    lunes, 11 de agosto de 2014

    Quiero llorar... y mis ojos permanecen secos, sin un solo signo






    No debo perderme, debo de continuar luchando
    pese a no tener ilusión...
    la vida me exige y yo he de darle la razón,
    no eres, sin lucha, un vencedor.

    Sé que mi rabia hace años se apagó,
    que me muevo por costumbre, sin apego ni corazón,
    que voy dando bandazos cortos, titubeantes e inseguros,
    que no hay en mi alma... más que dolor.

    Que me hiere lo que pienso de mi,
    y que me lastima lo que pensarán un día de mi...
    sentirme, el día de mañana, juzgado y condenado
    y sin defensa posible porque... todo será cierto.

    Enhebrar la aguja del destino y luego...
    ¡clavármela en el corazón!
    Tal vez entonces reaccione, que grite mi condición,
    que me rebele ante este futuro tan incierto e injusto.



    Quiero llorar... y mis ojos permanecen secos, sin un solo signo.
    Quiero sangrar... más no me queda sangre en el torrente sanguíneo.

    Soy solo una basura... a la que, (quizás alguien) le estará buscando sitio.



    Beberé de la pasión más endiablada



    Camino hacia al alba
    buscando ese nuevo amanecer
    que pueda satisfacer
    mi tremenda angustia vital.

    Recorreré los sonidos,
    las calles y el gentío,
    prudente forma de no herirme
    ni tampoco hacer sangrar.

    Acariciaré con mis sentidos
    cada hueco o lugar
    donde la única sorpresa será
    no vomitar... soledad.

    Me apoyaré en mis sueños
    haciendo del dormir
    una plácida señal (o marca) de no existir
    para no tener jamás, miedo a morir.

    Compondré odas a la vida
    a la muerte o a sus formas humanas,
    reteniendo siempre en mi pensamiento
    que no soy nada...

    Beberé de la pasión más endiablada
    para luego perderme... gimiendo y llorando,
    desgarrada a trozos, mi alma.

    Locura indeleble en la mente,
    en el corazón una piedra
    que quiere ser nada más una víscera latente

    latiendo en carne caliente y humana.



    domingo, 10 de agosto de 2014

    Sé que al igual que tu, nací de la tierra





    Al igual que la flor del loto
    surge de la tierra orgullosa y altanera,
    así surgiste tu con fuerza de mi alma
    abrazándola y protegiéndola.

    Recubriste con tu simiente de vida
    a mi cerebro,
    quitando los obsoletos árboles otoñales
    y acallando mis sueños efímeros
    los volviste vivos y reales.


    Sé que al igual que tu, nací de la tierra
    y soy fuerte, al mismo tiempo que osado,
    más no es mi condición liberar mi carga
    y cargarla sobre tu tesón,
    cómo pudiera hacerlo un desalmado.


    Ven, ahora mi vida es tuya
    y tuya también son mis quimeras,
    insuflaste en mi la aguja de la vida
    clavándome el filo sobre mi herida abierta
    y ahora, al exhalarla
    ¡la hice tu compañera!





    viernes, 8 de agosto de 2014

    Ellos siguen vivos, aunque "su mundo" ya no esté aquí...




    Ella mira por la ventana,
    sus ojos opacos se llenan de lágrimas,
    se siente sola,
    desprotegida, le robaros sus recuerdos,
    no le queda nada.
    A sus ojos, acostumbrados a la oscuridad,
    le llegan imágenes deslucidas
    que se ocultan tras la fina capa
    de su incipiente demencia senil.
    Pero qué importa...
    ¿acaso hay a quien le preocupe que no recuerde?
    ni ella misma se acuerda ya de cuánto tiempo
    hace que está allí, en la misma ventana.
    ¿La misma ventana...? ¿cuántas ventanas habrá visitado ya?
    Simplemente, ella sigue ahí, a solas con su soledad,
    perdida en esa otra galaxia infinita
    donde lo mejor que le pudo ocurrir,
    fue no recordar...





    Obsoletos sentidos, embargados por los gemidos de la compasión


    Mírame, asfixiante locura, me busco inútilmente
    por las imágenes febriles de mis pensamientos
    siendo del todo infructuosa la búsqueda,
    por más que las reduzca a un isotopo sin sentido.

    Ni un átomo de juicio soy capaz de digerir,
    ni aun un taimado suspiro, será capaz de velar mis suspiros,
    cargados por igual de desolación, en mi mundo hostil;
    en la envejecida osamenta de este viejo caduco y deslucido.

    Herido sí, compadeciendo a esos haces de luz, que burlan las sombras,
    y que son las que hieren mis retinas grises, cansadas y febriles.
    Obsoletos sentidos, embargados por los gemidos de la compasión;
    carne que se contrae, que crece, tiembla y hasta pide perdón.

    Como crece la tormentosa realidad
    e inhumana conciencia colectiva,
    así crece en mi la desesperación
    por querer ser un humano con corazón y que éste venga con latidos




    jueves, 7 de agosto de 2014

    Siempre bella y hermosa mi fiel y amada Sofí





    Me gusta como ríes
    tu expresiva sonrisa
    el modo en que me ansíes
    gozándome sin prisa.

    Me gusta tu perfume
    tu manera de pensar
    el modo en que me exime
    sin juzgarme ni azuzar.

    Me siento tuyo y lo soy
    héroe soy por tus besos
    por esa razón te doy
    con amor mis deseos,

    tómalos sin obviarlos
    son sinceros, con amor
    como mis pensamientos
    al recordar tu candor.

    Siempre bella y hermosa
    mi fiel y amada Sofí
    perfume el de tu rosa
    sembrada con alelí.


    No pudo inculcarnos cordura



    Atrevidamente suicida,  
    delicada flor de perfumada locura 
    siempre constante, alerta y vivaz 
    en sonetos de alegre aventura. 

    Tierra que fuiste sembrada 
    de vestigios germinada 
    y de luces doradas inseminada. 

    Hoy tu estirpe inmortal 
    las inhóspitas efemérides 
    gritan tu mayoría de edad 
    casi siempre obviada 
    y vilipendiada, madre.  

    Terremotos, maremotos, 
    volcanes en erupción 
    escupiendo llamaradas 
    te golpearon duramente las espaldas. 

    Pero nada fue como el ser humano 
    capaz de destruirte 
    por ambiciones desmesuradas, 
    los poderes fácticos 
    como sangrientos alfileres 
    clavados en tus espaldas. 

    Victoria de lo vano y absurdo 
    fueron con creces vencedores 
    más no así lo fueron 
    de justos y claros perdedores  
    pues de perder... perdimos todos. 


    Me subyugan sus labios






    Me subyugan sus labios
    ejemplo claro de miel
    néctar para los novios
    que saben besar la hiel.

    De ella pecamos todos
    siendo fe manifiesta
    que de lujo segundos
    somos, solo de oferta.

    Herederos del llanto
    miserables sin honor
    vencidos por un canto
    y de un soneto al dolor.

    Riendo van por sus mundos
    los ruidosos mortales
    van bebiendo infecundos

    causa justa a sus males.