Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    viernes, 27 de febrero de 2015

    Vive el final de un sueño... no suyo, el mío



    Imagen obtenida de Internet

    Con la sonrisa helada y el corazón roto,
    vive el final de un sueño... no suyo, el mío.
    Quebrado el pecho, desmadejado y vacío
    de tristeza y rabia, lejano y remoto.

    Las lágrimas caen libres, frías, sin coto,
    desarmadas, sin freno, atadura o juicio.
    Tal vez también sin esperanza o piloto,
    como el mar al rozar la arena, sin bullicio.

    Tiene la sonrisa gélida y sin acoto,
    me mira y se ríe, llorosa de desprecio,
    lanzándome el arma mortal hacia el escroto,

    La explosión tumultuosa de su desahucio
    hacia todo lo que no fuera nuestro e ignoto
    desinhibido, frío y loco desperdicio.




    martes, 24 de febrero de 2015

    Vivo casi sin querer, la angustia de las horas


    Imagen obtenida de Internet

    Si estuviera contigo amor,
    cerquita, muy cerquita
    ¡hasta quemarnos el aliento!
    Mis manos en tus manos,
    mi cuerpo pegado a tu cuerpo.

    Tus labios húmedos y calientes
    tan próximos a mi piel y provocándome 
    una ardiente y asfixiante calentura en la boca.

    Recrearía cada instante guardado en mi memoria, 
    como si sintiera de nuevo el beso tuyo apasionado 
    en aquella aciaga noche loca.

    Te seguiría amando y gozando, al tiempo que
    sentiría a nuestros cuerpos batallando y disfrutando 
    aquellos minutos que fueron horas y horas de amor y sexo.

    Y haré por atesorar esas horas, 
    como atesora el avaro, 
    las monedas de oro que roba.

    Tan dentro de mis entrañas y tan hondo te llevo, 
    que por más que quiera olvidarte
    ¡En mi pecho te guardaré para siempre!

    En este corazón deshecho, vivo casi sin querer, 
    la angustia de las horas y navegando por un río sin cauce, 
    guarnecido por el pesar de las lágrimas de la aurora.




    domingo, 22 de febrero de 2015

    Hermosa entre los alelíes e hinojos



     Imagen obtenida de Internet



    La asirá del talle y ella lo mirará a los ojos,
    como lo hace la mariposa a la aurora al morir la tarde,
    volando ligera hacia los pétalos rojos de la amapola
    donde esperará feliz a que el macho la fecunde.

    Hermosa, entre los alelíes, girasoles e hinojos, 
    se dejará medrar y poseer hasta arder entre sus brazos, fiel, 
    como la leña seca entre las llamas, 
    donde se dejará abrasar pegada a su cuerpo y a su llama, 
    convirtiendo ambos en cenizas su pasión.

    Extasiados y enamorados, los dos amantes,
    caminarán bailando y riendo, abrazados, allende
    hacia el lugar donde vivirán felices, inmersos los dos en vino, 
    embriagados de amor, los dos amantes afiebrados.

    Llegando a la cúspide de sus insaciables apetitos 
    viven obcecados, dando jugo a sus pasiones desmedidas 
    y a la loca incertidumbre de creer que, 
    vivir enamorados y con el sexo satisfecho, 
    nunca les hará olvidar que son jóvenes 
    ni perderán el grato recuerdo de lo disfrutado  y gozado.




    viernes, 20 de febrero de 2015

    La amé al instante


     

    Acaricié su cara dulcemente,
    ella, amorosamente  y voluble
    con su corazón ahíto y latente,
    se dejó tocar vivaz y adorable.

    La amé al instante, tan dulce y silente,
    que al rozar sus labios  de boca amable,
    probé el dulce néctar de fruta noble,
    volviéndome loco de cuerpo y mente.

    Sí, ella fue vivaz, capaz y amable,
    rosa perfumada, amor potente;
    mezcla de rubí o amapola  admirable.

    Hada viva, de pasión y baluarte
    de enormes ojos y labio besable.

    Labio de miel, boca dulce adorable.


    jueves, 19 de febrero de 2015

    Mira mis sueños, son velados y traviesos

    Imagen obtenida de Internet


     Mira mis sueños, son velados y traviesos,
    juegan a adivinar tus íntimos secretos,
    no los escondas, serán míos, bulliciosos,
    para el goce de nuestros cuerpos contentos.

    Corre, niña, a mis brazos, fuertes y dispuestos,
    te acogerán como se acogen a los besos,
    con ansia y pasión, ambos cuerpos traviesos
    y dejándose llevar, ardientes, nuestros alientos.

    Serán mis sueños como el agua hirviente, densos
    y a la vez serán cálidos y estarán ahítos,
    como tus brazos al asirme, cariñosos.

    Ven, no dejes de andar hacia mi mar de avientos.
    Seré tuyo y tu mía, en la eternidad de los sueños,
    siempre abrazados, fieles, dichosos, aún con defectos.





    martes, 17 de febrero de 2015

    Dos enamorados en la incipiente creación de nuestras dos almas


     

    Bajo la lluvia caminamos enlazados,
    nuestras manos están unidas y apretadas,
    nos miramos los ojos, dos enamorados
    en la incipiente creación de nuestras dos almas.

    Nuestros corazones laten descompasados
    esperando así a un ángel que les de abultadas
    y reprobables bofetadas, afeados,
    olvidadas sus conductas abandonadas.

    Por esa razón, sí, bajo la lluvia, idos,
    errantes caminamos, las manos unidas,
    tal vez llorando tristes y desconsolados.

    Enlazados y ensalzados, atormentadas,
    como bellas melodías de enamorados,

    siempre entonando y cantando hermosas baladas.


    lunes, 16 de febrero de 2015

    Mujer, ábreme camino y bésame




    Mujer, ábreme camino y bésame
    soy aquel que regirá tu destino,
    hombre fiel, amante y leal cretino,
    abrazado a ti y a tu cuerpo sublime.

    Soy esclavo de mi propia culpa y no
    seré el mismo ser cuando te reclame
    pidiendo un beso de tu labio fino
    para que no me empalague ni brame.

    Mujer, de precioso labio genuino,
    poderosa a raudales, aclárame
    si soy yo el amado o solo interino

    de un deseo caprichoso que inflamé
    con amor apasionado, latino,

    que con cándida pasión, te reafirme.


    martes, 10 de febrero de 2015

    Esta nave es cobijo de un corazón herido y un alma quebrada

    Imagen obtenida de Internet





    Embarcado en esta tristeza que me desvela e intimida, 
    soy tan solo el eco de los pasos de mi propia desesperación,  aquellos que huyen dando bandazos como un ciego al que han robado su bastón y que, temeroso, 
    navega bajo la angustia oprimida de su sin razón.

    Me dejo envolver por el manto frío, 
    desasosegado y cruel, y dejo a mis pensamientos 
    abatirme a golpes de zurdazos a mi alma.

    Golpes secos y díscolos que se me asemejan 
    a la furia de algún Dios, vengativo, dubitativo y hasta vomitivo, de tan primitivo que llegara a ser.

    Esta nave es cobijo de un corazón herido 
    y un alma quebrada, es la desangelada obra infame 
    de un pintor de letras, mal dadas,

    Es historia de un fracaso, un sueño convertido en pesadilla 
    en la incólume leyenda de un maldito 
    despropósito y un exitoso error.




    lunes, 9 de febrero de 2015

    Todo pasó un nueve de enero…

     
    Imagen obtenida de Internet


    Todo pasó un nueve de enero,
    un solo día. ella cree que no lo recuerdo
    y no es cierto.

    Puede que no fuese como
    yo lo hubiera deseado, y tal vez fue para mí
    menos apasionado de como ella lo percibió.

    Sin embargo,
    no soy un ente sin sentimientos,
    también yo lo gocé
    y también marcó mi corazón.

    Ella hoy vive un dilema propio,
    se relame la herida,
    no la que le hiciera yo
    (que no hubo tal) pero sí
    la que le infligió su propio corazón.

    Desde el recóndito lugar
    de la memoria donde guardo,
    difuso y oscuro pensamiento,
    de haber sido, por un día, su amor.

    Le pido que no dude, aquel día,
    ella, también logró atravesar sin esfuerzo,
    mi bastión.





    sábado, 7 de febrero de 2015

    De su boca desatada y llena de lujuria

    Imagen obtenida de Internet


    Se estremece ante mi abrazo,
    y tierna y dulce, se deja envolver
    por mi locura, tan amada es por mí que,
    mi adoración para ella es una aventura.

    La acurruco entre mis brazos y mis labios 
    se hacen dueños, una vez más,
    de su boca desatada y llena de lujuria.

    Se distrae gozosa mordiéndome la boca,
    arañándome cada átomo de mi piel,
    mientras yo me agito en sus entrañas
    y hago pura magia convirtiéndola en mujer.


    Las ansias se apoderan y adueñan de los dos 
    y no reprimimos nuestros gemidos, 
    dejando que estos nos invadan los cuerpos 
    mientras nos morimos en cada orgasmo vencido.