Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    miércoles, 22 de abril de 2015

    Se abrazó a mi cuerpo temblando, salvaje, casi agresiva


    La sentí por instantes tensa, inquieta, desinhibida
    y me aparté rápido, temeroso y temiendo perderla.
    Me miró sorprendida tirando de mi mano impávida,
    casi ofendida. Me pidió un beso, y no quise aburrirla.

    Se abrazó a mi cuerpo temblando, salvaje, casi agresiva,
    me dejé envolver por sus labios, su lengua, quise adherirla
    a la mía... se fundió, ardiente yo, ella,  abrasiva.

    Mi carne penetró sus entrañas, se abrió paso en su herida,
    altos y fuertes fueron los gritos, glotones nos vencieron:
    nuestros cuerpos ensamblados, formaron la estela vencida.

    ¿Cuantos orgasmos ella? ¿Cuánto de verdad nos importaron?
    Ni a ella ni a mi nos importaron, porque de allí nació un hombre,
    una mujer y... con un fiel beso de amor se conjugaron,
    abrazados, nuestros idílicos encuentros de  costumbre.