Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    viernes, 8 de mayo de 2015

    Le procuré servicio, sumisión, adoración y dolor



     
    Puse mi ansiedad al servicio de la agonía
    y le procuré servicio, sumisión, adoración y dolor.
    Tarde entendí que mi fe hacia ella no existía,
    que era fuente y capricho de lo que yo creía “salvación”.

    En vela me acariciaba la frente mientras existía,
    me daba aliento, sufrimiento y deshonor.
    Por capricho y, tal vez, hundida, la furia,
    me traicionó.
    La llevo aquí,  impresa en la frente,
    en el pecho  y en el corazón.

    Ansiedad en hebras de malicia y perdición…
    horrorosa superficie que se alisa en mi piel
    y se clava en mis entrañas.
    Putrefacción de la sangre y las vísceras,
    sangre negra y podrida.

    Me siento en medio de mi propia sangre derramada… 
    sangre saliente de una oscura y profunda herida que me hice yo.  
    Herida miserable abierta por una mano amiga… 
    dueña y ama de mi razón y corazón.