Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    jueves, 25 de junio de 2015

    La muerte observa al alma




    Imagen obtenida de Internet


    En esta lucha constante en la que vivo, 
    sufro pérdida de estima, me ahuyento o escatimo 
    cuanto de bien practico, vivo o justifico.

    Lóbrega sombra me acompaña cuando la soledad no se me arrima.
    La triste esencia se me rompe, 
    hace hilachos, a trozos, roto o hecho cisco.

    Mis dientes muerden con rabia el labio inferior, 
    ruge mi voz y blasfema terrible
    con grito desgarrador lo que apena a mi alma.

    A ese dolor insoportable, siempre árido, 
    seco e injustificable, que me viola el alma.
    La agrede una y otra vez hasta dejarla yerta.

    Me quiebra la pena, la oquedad que divide 
    y me pervierte la carne. Carne salobre, 
    cargada de hilachos, pelos, pieles secas y muertas,

    Frío... mucho frío, 
    cuando una helada mano me cubrió, 
    me embadurnó la herida salobre
    con su túnica... ¿túnica? 
    sí, el manto frío y yermo de las justas,

    con la que me abrazó y rodeó, 
    conservando su perenne sonrisa descarnada 
    y observándome como un hijo de las mil putas.