Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    viernes, 30 de enero de 2015

    Me sonreirás feliz, no creyendo lo que ven tus ojos…

     
    Me siento sucio y miserable cuando te miro, cuando después de hacer el amor
    apoyas tu cabeza en mi pecho y me sonríes enamorada,
    y yo…  como una vil serpiente, me aparto y doy la vuelta para
    encenderme un pitillo… estoy satisfecho, tú para mí ya no existes.

    Sé me amas sin medida, sin adivinar el ingrato porvenir que te espera,
    a mí… un “ente” que, para bien o para mal
    solo soy un mal "bicho", un “sin cerebro”.
    Sí, amor… “uno de esos” de los que tantas veces te advirtió tu madre
    y que tú,  jamás pusiste oído, escuchaste o hiciste ningún caso.

    Ni siquiera el pasar de los años, las palizas diarias o los reproches…
    han conseguido hacerte ver que no soy un hombre bueno sino, un demonio.
    Un ser horrible y gris, al que tan solo tu amor salvó de no volver al infierno
    de donde salí huyendo aterrado hace ya muchos… muchos años.

    Sé muy bien que un día acabarás dormida para siempre, muerta a mis manos
    Y aun así, sé que me sonreirás feliz, no creyendo lo que verán tus ojos…
    Tus dedos querrán cerrar la herida salvaje que te infringirán mis manos.
    Y así te irás de este maldito mundo, sin querer creer que yo, nunca te he amado.



    Homenaje a todas esas mujeres maltratadas por salvajes y cobardes, nunca dejéis de luchar, abrid los ojos, los maltratadores, pese a serlo, se esconden tras pieles de corderos.


     Un pequeño homenaje a tantas y tantas mujeres maltratadas y muertas por sus parejas o maridos.



    jueves, 29 de enero de 2015

    Nací en la calle una mañana de sol y desnudo





    No me oculto ante ti ni ante el mundo
    Soy incapaz de huir de tu mirada,
    Próximo a desaparecer de este mundo
    Te daré mi versión de los hechos sin esperar nada.

    Nací en la calle una mañana de sol y desnudo
    Y moriré caminando vestido con harapos y sin rumbo,
    Perdido y confuso, tal vez también, en otro universo o mundo,
    Más cercano al infierno donde, sin pedir perdón, me adscribo.

    No, no levantes tus ojos hacia mía y me recrimines mientras difundo
    La verdad inherente a mi castigo por brillar por decreto y arrobo
    Y por pensar (si es que pienso, que dudo) en lo que me confundo
    Cuando al mirarte a los ojos, caen mis lágrimas y me apropio de mi verbo;

    Llorando tristemente por lo que me pierdo y por lo que carezco, mudo,
    De tanto dolor y cruel desgarro que yo mismo me produzco y  concibo
    Para mí mismo por ser el único culpable ante el mundo, mi exilio y abundo

    En la desidia de aquel que amó fuertemente pero nunca supo retener ni se reprobó.


    miércoles, 28 de enero de 2015

    Te pido perdón si te ofendí…

     
    Quiero pedirte disculpas porque
    No acerté… mi puntería falló;
    Se empotró directamente en la pared,
    Arduamente y con fórceps apreté pero
    ¡No pudo ser!

    Entendí entonces que al amor,
     No se le obliga ni se le amansa ni se le finge;
    Hay que dejarlo libre para ejercer,
    Que se expanda,  hiera o ame sin ataduras.

    Lo sé, me engañé…
    Quise forzar a mi corazón,
    Engañarlo mirando para el otro lado
    ¡Qué equivocado estaba!
    Al amor no se le mima solo con cariño
    Ni con caricias dulces o tiernas no deseadas
    Ni con las excusas que me di al pensar;
    La amaré, esperaré a sentir, mientras tanto…

    Lo siento, sé que te va a doler…
    Yo mismo siento el aguijón de ese dolor;
    Cuando pienso cómo te herirán mis palabras
    Cuando las leas y sientas en tus entrañas
    Cómo el corazón se te ha desgarrado.

    Te pido perdón si te ofendí…
    Fui de noble y de sincero pero,
    Al leer yo mismo estas letras…
    Siento cómo se me deshilacha el alma
    Y muero aún más por dentro

    al no poder decirte... ¡te quiero!


    martes, 27 de enero de 2015

    Siente… recibe mis besos, Labios calientes y humedecidos



    Suave, así, deja que mis manos
    Se hagan dueña de tu cuerpo
    Y te acaricien la piel…
    Cálida y a la vez fuerte
    Zigzagueando por cada poro,
    Por cada átomo de tu ser.

    Siente… recibe mis besos,
    Labios calientes y humedecidos
    Penetrando hondamente
    En cada línea dibujada de tu cuerpo.

    Gime… deja que te lleve
    Donde el dolor pierde su nombre
    Y se transforma en gritos de placer extremos…

    Ábrete… depositaré en tu entraña
    La simiente del amor
    Pero también la semilla
    De la angustia y el desenfreno.

    Suavemente… somos uno,
    Dos cuerpos y una sola alma,
    Enamorados como un solo ser…
    Del amor y de la esperanza.



    lunes, 26 de enero de 2015

    Ahora no soy nada… aire gaseoso y doliente


    Me fusilaron las alas
    Y caí en redondo
    A los más profundo
    Y cenagoso del suelo.

    Dura fue la caída
    Horrible el resultado,
    Caí tan profundo
    Y tan negra la garra estúpida

    Que mi cuerpo desapareció
    Entre burbujas de ácido
    Y residuos tóxicos y mi carne
     Se convirtió en oxígeno puro.

    Doloso corazón fue puesto en venta
    Y humillado y de rodillas se quedó,
    Hoy vive del orgullo mal sonado,
    Esclavo  de una falsa y mentirosa sensación de dolor.


    Ahora no soy nada… aire gaseoso y doliente
    Difuminado entre orquídeas blancas,
    Llorando  lágrimas sucias y negras
    y abrazado  al ardor de unas espinas de rosas negras.


    domingo, 25 de enero de 2015

    Tu cuerpo caliente se envuelve en mi piel



     

    Tu cuerpo caliente se envuelve en mi piel
    y noto tu estremecimiento y cómo tiemblas encendida.
    Mi boca se entreabre y hambrienta te apresa los labios
    haciéndose dueña de tu lengua y cálida fuente entrañable.

    Estamos huidos y olvidados, entregados a la pasión, solos tú y yo,
    fundidos a una sola melodía, y a una sola orquesta, cómplices con el universo
    y formando, con nuestra entrega, parte imprecisa del cosmos
    y de su amalgama de colores y de sus estrellas inviolables.

    Mi cuerpo, ruge extasiado, con hambre, hasta apoderarse del tuyo,
    Sintiendo a tus entrañas calientes y a tu piel  amoldarse a mi piel.
    Ya tiemblan mis labios enamorados, entregados al goce de tu boca
    Y extasiados tragando tu saliva y bebiendo de tus gemidos descontrolados.

    viernes, 23 de enero de 2015

    Se nos fue la noche entre gemidos, Buscando un universo en nuestras bocas

     
    Yacemos los dos desnudos en el lecho,
    Los dos cuerpos sudorosos
    enrojecidos y enardecidos de pasión

    Como el rubor de una virgen ante su Dios.

    Divino el escuchar tu respiración cálida
    Pegada a mi pecho, los dos convexos.
    Dulcemente tu mejilla contra mi piel.
    Hermoso despertar junto a tu cuerpo,
    Los dos abrazados y fundidos
    Esperando la llegada del amanecer.

    Se nos fue la noche entre gemidos,
    Buscando un universo en nuestras bocas
    Suspiros enaltecidos fluyeron por doquier,
    Y cayeron en el torbellino del volcán tumultuoso del ayer.

    Ven, no dudes más, eres mi mariposa,
    Mi hada violeta y hermosa,
    Divina providencia nacida Rosa y germinada en crisálida.
    Amores casuales dirigidos por la mano de la madre naturaleza
    Obligados a encontrarse,


    A abrazarse y amarse locamente con alma y corazón.


    jueves, 22 de enero de 2015

    Bella y deliciosa




    Bella y deliciosa
    Camina hacia mí,
    Me sonríe lasciva
    Y coqueta camina de frente
    Con paso ondulante
    Y sensual.

    Se humedece los labios,
    Entorna sus ojos,
    Suaviza sus pasos
    Y se lanza de un salto
    A mis brazos.

    La recibo en ellos
    Dichoso y hambriento,
    Mi lengua se abre paso
    Vivaz y viva
    Y se apodera de su lengua.

    Ella se recrea en mi beso,
    Deja su saliva fluir
    Dichosa de estar viva
    En mi boca
    Y en mis entrañas sentirla latir.

    Dejamos a nuestros deseos
    A nuestras ansias,
    Debatirse en dichosa locura,
    Sexo contra sexo…
    Goces y goces
    Disfrutando desesperados

    Y hambrientos su cenit.


    miércoles, 21 de enero de 2015

    De negro vestí de luto al corazón

     

    De negro vestí de luto al corazón
    y enarbolé la bandera del rencor,
    pidiéndole a mi destino una razón
    para guardar con mucha calma el dolor

    y olvidar la rabia en el caparazón,
    necio lugar donde se ocultó mi amor,
    moribundo y solo cómo un abejón
    buscando a su abeja sin mucha ilusión.

    Negro lamento, triste el desencanto
    cuando al pensar yo pienso en el colofón
    de lo que me está matando el acento,

    solo, triste, vacío y tal vez, llorón,
    sí, esa es mi voz bronca al oír mi llanto

    y expulsar dolor y desesperación.


    martes, 20 de enero de 2015

    Buscando tu boca, labios rojos que besar con ansiedad




    Rechacé al miedo por generosidad,
    Tantas veces lo rechacé a tiempo
    Que hasta empecé a notar que se agolpó
    Al  miedo y se unió a la desesperanza y a la soledad.

    Injusticias que cabalgan sobre mi cuerpo,
    Que se justifican clavándome sus garras de maldad,
    Sin prejuicios, con denodado ahínco que, aupó,
    Con sangrienta inquina, pasión y agilidad

    A la horrible zarpa lisonjera que palpó
    Sin remordimientos, mi fe, mi ilusión y afectividad
    E hizo de mí una marioneta, daguerrotipo
    De una imagen banal y odiosa de una falsa amabilidad.

    Te esperaré, mis labios tremolarán como un cepo,
    Buscando tu boca, labios rojos que besar con ansiedad,
    Sin embargo se mantendrán secos… rotos por la asiduidad
    De mantenerse por años, inmersos en un gran pasatiempo.


    lunes, 19 de enero de 2015

    La besé desde la profundidad de mi garganta


     

    La besé desde la profundidad de mi garganta,
    Con la suavidad de mi lengua juguetona y picarona,
    Sintiendo como se entremezclan nuestros fluidos
    Y como se disparan nuestras alocadas hormonas.

    La llevé abrazada a mi cuello mientras la desnudaba,
    Ella solo se dejaba hacer, melosa, dulce y excitada.
    Mi cuerpo aplastado contra el suyo sudaba y vibraba,
    No era solo yo quien se estremecía o tiritaba.

    Desnudé, sin hablar, dejando que hablaran por mí los gemidos
    Y dejé que su cuerpo estallara de goces y suspiros
    Al penetrar mi carne decidida en sus secretos más recónditos y escondidos.

    Entonces fue que me dejé llevar por el corazón
    Y dejé que este fluyera y se me escapara de entre las manos…
    La vi yacer un instante cálida y amante,

    Sus pechos al descubierto manchados con mi sangre.


    domingo, 18 de enero de 2015

    Falta poco…



    Falta poco
    La vida se extingue
    No hay enojo,
    Solo soy un ente
    Buscando deprisa
    Una salida.

    A la vista
    Un muro me parte
    En dos mitades,
    Los hijos
    Una madre…
    Tal vez incluso,
    Una sola tarde.

    Recorriendo sin pausa,
    Una sonrisa,
    Buena forma
    De querer matarme…
    Queriendo ser prisa
    Y tú jamás
    Viniendo a buscarme.

    Ven, soledad,
    Soy un ente
    Y tú eres brisa.
    Sonríele a la muerte
    Ella sola…

    Llega a alcanzarme.


    sábado, 17 de enero de 2015

    Tu cuerpo rodeé con mis brazos Y dejé que mi boca Se hiciera dueña absoluta de tus labios

     

    Me faltó tiempo para amarte,
    corrí como corre el loco
    buscando una abertura donde
    escapar a lomos de la libertad.

    Y te encontré dispuesta…
    Tu cuerpo rodeé con mis brazos
    Y dejé que mi boca
    Se hiciera dueña absoluta de tus labios.

    Melosa, frunciste las cejas,
    entreabriste tus labios
    y dejaste que mi universo
    penetrara en tu cuerpo
    como penetra la luz en la iris del poeta.

    Nuestros cuerpos formaron
    una galaxia y nacieron de ella
    multitud de estrellas,
    todas ellas son hoy una,
    nuestra sangre y nuestra descendencia.

    Hemos envejecido sí,
    aunque nos pese, somos más viejos,
    torpes, nos cansamos y hasta tropezamos
    al besarnos y amarnos
    sin embargo, nuestro amor…

    durará por siempre y será eterno.