Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    lunes, 30 de noviembre de 2015

    Soy el pecado


    Imagen obtenida de Internet

    No te acerques a mí, nena, ¡apártate!
    estoy viciado.
    Soy un tóxico, un apestado. 
    A saber si del infierno fui echado.

    Debes de huir de estos huesos, 
    de esta carne que se hiere putrefacta.
    Herencia es sin duda de lo que fui años atrás, 
    en el pasado…

    ¿Me ves? Tengo la espalda encorvada,
    cabello encanecido y barba blanca…
    ¿No lo notas? Es la desazón de llegar al final del camino, 
    al abismo, a mi destino.

    Cayendo siempre en el mismo error,
    creer que vivía,  y recorriendo a trompicones lo absurdo,  
    como un amuleto en mi vida 
    y que creía olvidada en el pasado.

    No, no me mires con pena, es la verdad,
    no te merezco. Soy como el absurdo idioma
    de aquellos que vivieron en Babia un siglo, 
    sin haberse entendido ni querido.

    Sí, me lo puedes decir, “SOY EL PECADO”, 
    Aunque el mío solo fue el haber nacido…
    tal vez, solo tal vez… en el siglo de la infamia, 
    lo ignoto o lo equivocado.




    domingo, 29 de noviembre de 2015

    El error viciado de la memoria

     
    Imagen obtenida de Internet


    Cansado de recrearme en los fracasos,
    vivo inmerso en las malas sensaciones de la carne... 
    una carne podrida, herida, abierta y sangrante 
    donde a mi orgullo siento diluirse engullido en ella.

    Estoy harto de insatisfacciones 
    que me carcomen la moral... 
    de sandeces y estupideces que cometo, 
    día sí y otro también.

    El error viciado de la memoria que olvida...
    la razón, que me sigue distanciada
    y humillada, pidiéndome perdón.

    Cansado estoy incrustado en el olvido.
    En la herencia indisciplinada del alma,
    discípula aventajada del ser que la creó,

    etérea, ligera y frágil y no mucho mayor que una melodía, 
    notas lúgubres de una canción triste y apagada 
    sacadas de unas pocas letras de poesía.


    Miro desde lo profundo de mi angustia,
    el cielo gris de mi desesperación y lo que veo, 
    lo que contemplan mis ojos,
    lo que me asiste... tan solo es aire, 
    una bocanada de oxígeno envenenado 
    que golpea con fuerza brutal a mi corazón.




    sábado, 28 de noviembre de 2015

    Grita con desesperación mi alma desgarrada

    Imagen obtenida de Internet



    Grita con desesperación mi alma desgarrada.
    Se desgañita pidiendo una explicación,
    una razón del por qué vive o subsiste,
    si solo pide descanso ante tanto horror.

    Ella lo sabe bien, lo errado e inútil de su grito 
    porque sabe bien que no tiene voz, que nadie la escuchará, 
    acaso piensa que vive pese a todo, en un sueño, 
    con la mezcla salobre de desesperanza, humillación y dolor…

    Yo, desde este arco difuso donde me divido,
    comprendo su desespero y el desgarro de sus vísceras… 
    es la compañera leal y serena de mis pesadillas, 
    fiel amante de mi desesperación,
    de mi ansiedad y despedida.


    Ella grita por mí, pese a su silencio, vacío e inerte, 
    o su desafinado grito, que nunca será escuchado, 
    que jamás será apreciado, adherida cómo está su piel a la mía… 
    la misma que vestimos de fiesta para fingir 
    que una vez vivimos y nos quisimos.



    viernes, 27 de noviembre de 2015

    No me busques… soy solo el eco de tu dolor


    Imagen obtenida de Internet


    Te busco en la inmensidad de tus silencios
    pero no para encontrarte a ti sino para encontrarme yo, 
    que estoy en este vacío hueco y absurdo de un pensamiento vago,  difuso y perdido 
    esperando ser alumbrado por tu sol.

    Mis locuras me llevan por distintos caminos a ti, 
    sudario tempranero, fiel retrato a carboncillo, 
    a menta, albahaca y a poleo…

    Sangre roja que hierve inquieta sobre mi cadáver 
    y arde explosiva, hasta estallar como un veneno sobre tu piel.
    Piel cálida de seda inquieta y ternura dulce hecha mujer.

    Y ruge en mí lo poco que vive 
    sobre éste arrugado pergamino, fofo, 
    arrugado y tremendamente obsoleto y viejo…

    Éstas vísceras podridas que aún laten y lloran, 
    esperando algún día reflejarse en tus ojos… 
    en tus entrañas y en tu ser.

    Subyace en mi pensamiento una herida.
    Una sangrante cuchilla me la infringió pero, 
    sin hacerme sangre, tan solo una llaga podrida…

    Una pústula de dolor y compasión vive en mi pecho, 
    se mueve, se agita y me grita 
    desde lo más hondo de mis entrañas; 
    ¡Tú lo que no tienes es honor!





    jueves, 26 de noviembre de 2015

    Fue limpio, solo me quemó la piel



     
    Imagen obtenida de Internet


    Me aproximé demasiado al fuego y me quemé.
    Fue limpio, solo me quemó la piel.
    El corazón tampoco sufrió pero, lo lastimé...
    Hoy su latir es lastimero, llora lágrimas de hiel.

    Al alma velaron unos pocos entre risas y remé
    contracorriente, evitando acercarme y así oír su cruel
    y despiadada voz llamándome burlona ¡Rafael!
    Mientras en silencio y lloroso, pensaba en lo que te amé.

    Hoy vuelve despiadada a traicionar mis raíces,
    oscuro báculo que litiga contra mí desidia, y horada,
    zarandea y agita mis entrañas hasta expulsarlas como heces.

    Así me siento yo ante tus ojos, y tú vas y te creces,
    fingiendo cuando entro muy dentro de ti, mujer amada,
    cerrando los ojos, suspirando, riéndote de mis memeces.






    martes, 17 de noviembre de 2015

    Un vano rugir de un palidecido muerto

    Imagen obtenida de Internet



    Estoy aquí, solo, en medio de mis pensamientos,
    sintiendo frío a la vez que dolor y aturdimiento. 
    Mi pesar, se convierte en olvido,
    en angustia que gime en sufridas notas
    y que se hicieron dueñas de mi abrigo.

    Tormento... un vano rugir de un palidecido muerto.
    Porque si vivir es reír, yo, estoy ya entre los muertos... 
    el alma se me opaca por las rugosas manos del llanto,
    por la desazón de intuir que morí entre desolados desiertos.

    Gritos sordos que, al azar, son rotos con aspavientos.
    Dolor me producen las tripas mientras se agitan en el tiempo.
    Solo... desoyendo las súplicas de lo que siento...

    Al azar... las entrañas, dormidas están en mis sueños, 
    esperando a que camine o que me mueva,
    y yo, disiento.
    De nada me servirá caminar si por dentro, estoy muerto.




    jueves, 12 de noviembre de 2015

    Amaros, son mis dos únicas razones






    Se me enredan y confunden, sensaciones dispares en mis sienes, 
    culpa de este dolor que me ahoga y culpa también 
    de esta ansiedad que en mi alma abunda y me hiere,
    al pensar en lo lejos que estoy de mis hijos...

    Prevalece sobre mí pulso la desazón, 
    mientras el corazón sufre por querer ver sus sonrisas 
    y sentir sus corazones contra su propio latido, 
    en este pecho gris deseoso de demostrarles 
    todo el amor y el cariño en sus exclamaciones.

    Los amo tanto... ¡como los quiero! 
    como un padre abnegado, aunque lejos de ellos viva 
    y no esté junto a ellos todo lo que deseo y anhelo... 
    pese a mí alma agrietada... así el dolor de no tenerlos cerca 
    me mate, ¡jamas los olvido!

    No olvidéis nunca hijos míos, que vuestra madre y yo,
    os tuvimos con mucho amor. Hijos míos...
    Un broche de amor infinito que os creó con su sangre para amaros.



    lunes, 9 de noviembre de 2015

    ELLA, VIVE DENTRO DE UNA ESTRELLA


     


    Si supiera compensar tus desvelos,
    tu manera de agradarme y quererme;
    tus formas con amor, de corregirme,
    siempre limpia, dulce y sin sentir celos.

    Si pudiera ser, al no despreciarme,
    más abierto por nosotros y ellos...
    Ay, si quisiera... mi corazón lame
    sin saberlo, el paso de los siglos.

    Las quimeras, sueño de los malditos,
    dioses olvidados bajo la piedra...
    dolor que entraña un castigo, ¡trescientos!

    versos que no compuse... que no supe
    componer para ti, alma arañada...
    olvidada...  por quien fue su príncipe.