Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    martes, 1 de marzo de 2016

    Somos huellas indelebles en corazones ajenos


    Imagen obtenida de Internet



    Ella se mira al espejo, quiere creer que ya es una mujer 
    pero no, solo es una niña confundida, sí, que ya se cree mujer. 
    Su mente viaja por sus adentros a la velocidad de la luz 
    preguntándose sobre los motivos y disgustos que da el amor.

    Poderosa en su inexperta juventud, por ello camina a tientas y errando, 
    tan niña como sus sentimientos, que hasta se creían maduros para amar.
    Pero no así para equivocarse y errar, en su lógica ingenuidad.

    Se equivocó, sí, ¿cómo no? ¡Es una niña!
    puede que sea irreverente y hasta maleducada muchas veces 
    y ofensiva como su juventud que hasta ofendía sin querer, 
    no por joven sino por estar oculta a sus ojos, la inexperiencia.

    Hoy se desconsuela y llora encerrada en su desencanto, 
    sin entender por qué se siente tan desolada. Se siente sola sí,  y traicionada, 
    a la vez que culpable ¿qué por qué? porque ella fue quien falló
    la primera vez que se enamoró…

    ¿Cómo voy a decirle y hacerla entender que no debe sentirse triste? 
    Que en la vida todo tiene su sentido,  que errar y equivocarse 
    es de humanos y que vivimos, gozamos o sufrimos 
    llevando a cuestas las experiencias fallidas, como otras muchas hermosas  
    y acertadas  decidme: ¿cómo se lo explico?