Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    lunes, 14 de marzo de 2016

    Veo al ayer riéndose de mí


    Imagen obtenida de Internet

    Hace años que no sonrío, porque aunque mi semblante cambie, 
    se transforme o sonría, mi interior sigue siendo opaco 
    y solo vive en él o habita, el helado e inhóspito desangelado vacío…

    Mis entrañas se muestran yertas, 
    inertes ante todo lo que no sea pena o tristeza, 
    doliéndose de ser una vaina hueca, una oquedad grandiosa 
    en un cuerpo vencido por el dolor y el frío.

    Mi cuerpo camina, torpemente, ingenuo y no muy lúcido. 
    Camina hacia un abismo y no es precisamente para hacer alpinismo…

    Va temblando, anhelante, buscando lento pero, seguro, 
    su destino, «no sabe pero, tampoco quiere pensar qué 
    o contra quién ha perdido». 
    Raíces locas de azafrán entre vestigios de aromas que, 
    en mi cuerpo, fueron olvidadas en siglos.


    Veo frente a mí al ayer riéndose de mí… 
    burlándose de lo que “no fui”, mintiéndole a mi sino… 
    por eso hoy, apenas un vago recuerdo de lo que fui, desbroza en mi alma

    algo inesperado ¡perdonarme! Esfuerzo estúpido e iluso, mi alma, 
    fue la primera en abandonarme, 
    ¡por vago, perezoso y loco consentido!