Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    martes, 19 de abril de 2016

    Derrotado, sus lágrimas eran su único refugio

     

    Cansado me senté en un banco donde un joven lloraba,
    sus párpados, pese a todo, permanecieron cerrados,
    apretada su boca, sus manos juntas contra el pecho...
    sentí entonces que se odiaba... y a gritos se maldecía.

    Lo miré con tristeza, melancólico, pensando en mí,
    y aproveché ese instante de dolor para mirar atrás,
    cuando yo mismo estuve en ese banco derrotado igual.

    Derrotado, sus lágrimas eran su único refugio,
    su definitiva forma de soportar su destino,
    su inapelable juicio... su mañana había llegado,
    un día, apenas unas horas ya... lo iban a encerrar.

    Sí, todos hemos jugado a ser jóvenes alguna vez,
    hasta quisimos mucho, nos han querido... hemos perdido
    y ganado muchas veces... hasta encerrarnos por locos.