Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    viernes, 24 de junio de 2016

    Juguemos y bebamos nuestros orgasmos


    Imagen obtenida de Internet



    Jugamos enardecidos al juego de las caricias,
    nos damos besos ardientes y con profundidad  
    y nos recreamos juntando nuestros cuerpos y nuestras manos, 
    amándonos con pasión, 
    vehemencia y mucha buena voluntad.

    Ardemos el uno en la otra, la una en el otro,
    preñandose de soledad. 
    Dos cuerpos candentes olvidados en el delirio,
    incendiados de autoestima. 
    Prófugos que huyen juntos esquivando a la memoria 
    o incendiarios ansiosos de vivir en libertad.

    Gritos roncos que se mezclan con saliva
    en distintas bocas a la par, requiebros y chasquidos 
    de dos cuerpos que se agitan
    estremecidos, sin querer soltarse jamás.
    Besos y gemidos que se ahogan suspirando,
    arrancados en noches de lujuria por hoyar.

    La calma que precede a una batalla, 
    una guerra de pasión y sexo por iniciar… 
    Susurros, llantos y gemidos, 
    de dos seres que se aman y se ansían al besar.
    Se muerden e intercambian sus fluidos
    sin dejarse un solo instante de amar.