Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    sábado, 30 de enero de 2016

    Terrible y descalza camina la muerte


    Imagen obtenida de Internet



    Ingrato es el recuerdo 
    que me trae a la mente 
    la imagen de mi fracaso, 
    La terrible decepción que sufrí 
    en una parte del camino desandado.

    Caí sin sostén ni paracaídas 
    a un abismo de inconformidad y de cordura. 
    Mi cuerpo no sufrió apenas daño, 
    no obstante mi espíritu se resquebrajó 
    y morimos allí mismo los dos.

    Hoy, mi corazón vive solo, 
    convertido en una dura roca. 
    Su pálpito, es su terquedad,
    envuelta en pura lógica; 
    su cuerpo lo necesita de motor 
    y para no parar de andar.

    Mi mente es un cerebro blando, 
    gelatinoso y hueco, ni el eco en él 
    es capaz de hacerse oír o ni de aún gritar, 
    está mudo, muerto.

    Ingrato es el recuerdo, 
    que se apodera hasta del vacío 
    y que me atrapa, y hasta cruel me abraza, 
    y que me aprieta hasta no dejarme respirar.

    Soy un ente que camina en línea recta, 
    hombros hundidos y cabeza baja,
    los ojos encharcados de agua turbia, 
    ansioso por hacerse querer y escuchar.








    viernes, 29 de enero de 2016

    Amantes ardientes e indomables

    Imagen obtenida de Internet



    No me detengas, soy la palabra viva, 
    la inseparable verborrea de la verdad.
    Sentimientos latentes y ansiosos en busca constante 
    de un corazón a quien amar.
    Viento del sur, cálido, 
    húmedo y adulador para tus oídos enamorados.

    No lo consigo, ella está sujeta mi piel desnuda, 
    acaricia mi pecho peludo y danza para mí… 
    sus movimientos son lentos y aprovecha cada vaivén 
    para rozarse e incendiarme la piel.

    Dios... ¡lo consigue! Me enerva, 
    me subyuga ¡me enloquece! 
    Parte de mi carne se erige en poder 
    y se bate orgullosa entre sus muslos 
    de diosa terrenal, impúdica y osada.

    Ahora danzamos los dos con una simetría perfecta, 
    en línea recta, partidos los dos en dos mitades, 
    que se nutren y alimentan de coraje.

    Dos sexos que se funden en un abismo profundo, 
    rebelde e indomable...
    Palabras y letras que conforman en surcos, 
    dos mundos, el terrenal, de pureza de dudosa procedencia 
    o el espiritual... que es el de amantes ardientes e indomables.





    jueves, 28 de enero de 2016

    Dama desinformada, mal hablada y cruel


    Imagen obtenida de Internet

    Me perdí… y no pienso regresar, 
    ¿me fui o escapé para siempre? no lo sé. 
    El mundo en el que viví o (sobreviví) se diluyó en el aire, 
    como la sal lo hace en agua caliente y mi ser terrenal 
    se encerró solo y por voluntad propia buscando dignidad.

    Mis ojos levanté al cielo clamando a su memoria pero, 
    fue en vano, mi pasado es roca dura, seca, a la vez que lechosa,
    y vive fuerte, aislada,  dentro de mi pecho, 
    esperándome cuasi uniforme, hueca y espantosa, 
    hasta me sonríe, sin dientes.

    Es como un lagarto, alargada y deforme 
    como la misma muerte. Dama desinformada, 
    mal hablada y cruel que no responde a un solo nombre…

    Mi pecho expando buscando aire, oxígeno… 
    ¡vida! tras la maraña obscena de pensamientos infantiles, 
    aquellos que guardaba ya obsoletos tras la curva viciada
    de mi oronda, flácida y envenenada barriga.





    La voluntad murió, nació el delirio y el dolor

    Imagen obtenida de Internet


    Me retaste con sonrisas a sentir
    y me hiciste abrirme por completo
    a un mundo falso de quimeras…
    de sueños sin cumplir.

    Para después soltarme abruptamente
    y alejarte de mí como si yo fuese un engendro,
    un engendro, hijo bastardo de la peste.

    Hoy se me hizo el camino largo y tedioso,
    esperaba tu equidad, un falso baremo asombroso,
    (si lo miras con los ojos o la verdad).
    Respiré aliviado cuando te fuiste,
    y me lancé al abismo sin pensar…

    Sí, al fin vuelo solo y silencioso, recordando tardíamente
    que nuestra historia no fue verdad, que solo hubo lágrimas
    abrazadas con desilusión y desespero a tu deslealtad.




    domingo, 17 de enero de 2016

    En mí recuerdo sigue viva su sonrisa



    Imagen obtenida de Internet

    La contemplé ensimismado,
    yacía desnuda en su cama,
    sus párpados cerrados,
    tal vez soñándome con calma.

    Me mostraba orgullosa sus glúteos,
    su negra cabellera y la suave
    y aterciopelada línea de su espalda.

    Mis pies descalzos me acercaron a ella,
    no parecían rozar el suelo siquiera.
    En discreto silencio la admiré unos minutos,
    o tal vez fueron horas, no lo sé.

    Solo sé que el tiempo pasó deprisa,
    tanto que, al despertarse ella y abrir los ojos,
    mi vida en su memoria eran recuerdos borrosos
    en un lugar sombrío y húmedo cualquiera.




    viernes, 15 de enero de 2016

    Sexo, amor y olvido





    Me quise embriagar con su perfume
    y jamás estuve más despierto y consciente
    que cuando la atraje hacia mi y la hice mía...
    Fueron minutos, horas, incluso días...
    al final tan solo un instante separa nuestras bocas
    de aquella inmensa lejanía...
    la de sus pensamientos y mi poesía...
    tan excitados como olvidados de nuestra hipocresía...
    en nuestra piel, labios o los dedos de las manos,
    tuyos y míos, enardecidos los dos, buscándonos el goce de la piel,
    o del sexo animal o tántrico en nuestros cuerpos afiebrados.


    jueves, 14 de enero de 2016

    La vida, bailando con la muerte


    Imagen obtenida de Internet


    Quisiera dejarme abrazar
    por esa misteriosa dama que es, la muerte.
    Y danzar con ella, sin miedo, 
    hasta agotarme en los abismos imposibles de mi suerte…

    Dejar entonces que su aliento fétido
    me acaricie la frente, desnuda, de unos pocos sueños, olvidados. 
    Para después, darle, sin reparo alguno, 
    mi último suspiro y tras ello, 
    desaparecer de este mundo para siempre.

    No, nunca habrá razones suficientes para despertar 
    de este sueño maldito e inquieto.
    Si, a su vez, dormida sigue mí esperanza.
    Ella, siempre quieta e inamovible a sus ojos fríos como escarcha.

    Helados de muerte… 
    y me siguen hasta donde yazco desnudo, 
    durmiendo al filo del abismo, 
    aquel que la separó a ella, la vida,
    ¡de mi muerte!