Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    lunes, 28 de marzo de 2016

    Beso como un ascua ardiente de muerte



    Ese velo gris que me aísla del sueño,
    seda que está arañando mis entrañas;
    una vida que se acaba, muriendo,
    letras formando versos con palabras.

    Una cadencia siniestra que me ata,
    que me carcome o me desgarra el alma,
    cierto, muero... ¿o soñaba que vivía?

    Mi entereza se desmorona en letras,
    se caen como un castillo de naipes,
    golpeando sin honor mi corazón,
    gemido muriendo por un abrazo.

    Velo en sangre nubla mi pensamiento,
    lastima, hiere, tanto como un beso,
    beso como un ascua ardiente de muerte.


    miércoles, 23 de marzo de 2016

    Suspiros que vuelan tras un gemido del destino



    Déjame ir, tal vez el tiempo,
    amablemente te lleve a mi total olvido,
    Sabes que soy “un mala sombra”,
    un Ente, caminando a trompicones y perdido.

    No quiero, amor,  que caigas conmigo
    al abismo de los sordos,  los que viven por capricho.
    Aquellos que una vez fueron amados
    y que salieron trasquilados, desheredados, sin alma o juicio.

    Vete, no quiero que sean mis lágrimas infames
    Las que te hagan perder el rumbo o el sentido.
    Ya sé que tú me lo perdonarás, eres así, dueña y destino,
    Y ni yo ni nadie borrará jamás 
    lo que me has amado o yo te he querido.



    martes, 22 de marzo de 2016

    Un juego, el de la vida o la muerte



    Estoy en la curva del decaimiento,
    inhalación de aquel que nació muerto,
    tal vez respirando la vida, neutro,
    irascible en su conjunto o un aborto.

    Después de todo nací bajo un seto,
    antes de llegar, apenas un rato,
    "la residencia", en Badajoz, roto,
    con mi madre subida en una moto.

    Fue en ese instante, la vida se paró,
    abrí los ojos, latió mi corazón,
    y comencé a respirar muy cañero.

    Por eso digo, estoy en la curva,
    a solo una inhalación o calada;
    un juego, el de la vida o la muerte.


    domingo, 20 de marzo de 2016

    Mujer de un solo hombre, mujer fiel, amante y enamorada



    Me recree en la dulzura de sus ojos y en su mirada
    saboreando su dulce sensación acaramelada,
    sus finos y tiernos dedos acariciándome la espalda;
    luego de besarla y beberle su aliento de enamorada.

    Mujer de un solo hombre, mujer fiel, amante y enamorada,
    siguiendo la estela, su corazón, tras su alma ilusionada;
    dueña es de mis besos, de mi ser y de mi alma abandonada.

    Ella me encontró, falto de fe, de ilusión y de esperanza,
    recorriendo senderos, perdido, con dolor, asperezas...
    por eso, hoy, con su abrazo, me recreo en su alabanza,
    sus dulces besos, en ella y abrigado entre sus vergüenzas.

    A ti,  mio amore, van dedicados estos versos y estrofas,
    sonetos que son latidos de mi corazón, con la tinta
    roja y caliente de mi sangre, ven, disfrútalas ¡son tuyas!


    sábado, 19 de marzo de 2016

    Sus sonrisas, son la energía que me hace andar



    El amor a los hijos no se puede callar,
    lo gritas sin cansarte jamás, desde el alma,
    gritos que pueden doler, pero que te calman
    la ansiedad que brama, de tanto que los amas.

     Mis gritos son silenciosos, nacen y mueren
    en mis entrañas, feliz de llevarlos dentro,
    muy profundo, en cada átomo y en mi sangre.

    Siquiera me hace falta mirar sus retratos,
    tan dentro están allí, en mí mente, impresos.
    Sus sonrisas, son la energía que me hace andar,
    recorrer día a día, en lenta agonía,

    por no poder, cada minuto, abrazarlos
    como quisiera... aún así, la tristeza, no,
    ¡no me vencerá! ¡los amo con toda el alma!


    viernes, 18 de marzo de 2016

    Triste y llorosa está mi tristeza


    Siento como una pesada losa, triste y llorosa a mi tristeza,
    y hasta la siento gruñendo y ruidosa, a mi alma apretar.
    No me preguntéis por qué ella a mí se me abraza,
    respondedme solo, por qué yo no paro de llorar...


    No creáis que busco pena, tampoco fuerza o dureza,
    busco sobre todo en mí, una solución a mi manera de orar,
    de sentir o de castigarme, viendo a mi alma como agoniza.


    Sé que discrepan de la solución, no me importa, llorar
    es mi manera de limpiar y depurar lo que me afianza,
    lo que hace y consigue salvaguardar lo poco que me humaniza.


    Ya se dobló mi espalda, no por la edad sino, por mi maltrecha alma,
    luchó por mantenerse a flote en este mundo inhumano...
    en este bastión, fortaleza de lo absurdo, maldito y en constante alarma...
    un mundo envuelto en un subdesarrollo, banal, estúpido y anodino.


    No, no se os ocurra preguntarme el por qué… no paro de llorar.




    jueves, 17 de marzo de 2016

    Ella es poesía y yo, su nazareno



    Ella es poesía y yo, su nazareno,
    de ardiente, pasional y loco beso,
    que me dieran sus labios en su ocaso
    de sonrisa abierta y mirar sereno.

    Un sueño dejado atrás y ambicioso,
    perdido en el olimpo de lo ajeno,
    quejosa ella, él solo taciturno,
    dudoso él, ella, lo cree un iluso.

    Los dos tras un sueño, hacer camino,
    dejarse llevar, ser feliz,  ¡airoso!
    un júbilo que me llene el corazón,

    me de paz al alma y me haga dichoso,
    como feliz, el manantial, al fluir
    hacia el mar, alegremente el arroyo.





    miércoles, 16 de marzo de 2016

    Ven, dueña de mi alma, soy tu sueño



    Ven, corre a mis brazos, te necesito.
    No lo dejes pasar, no soy capricho,
    acaso lobo buscando alimento,
    o boca que me deje satisfecho.


    ¿Sabes? soy la estela del pensamiento,
    el run run del corazón en tu pecho,
    brisa acariciándome como un lamento
    ¿o tal vez sea sosiego... sin lecho?


    Ven, dueña de mi alma, soy tu sueño,
    sueño que, dormida, te hace revivir
    todo lo que eres y pones empeño.


    Ven a mí, ya sea andando o corriendo,
    estoy aquí, ¿me ves? soy tu maltrecho,
    enfermo penar... el que fue tu infierno.





    martes, 15 de marzo de 2016

    Ella es la princesa, la heroína del amor



    Alados son sus sueños…
    la mariposa azul, con alas de seda,
    son rubios sus cabellos,
    sus dientes bien alineados,
    marfileños y con sonrisa de marfil.

    Con alma dulce y confortable,
    de corazón sereno, dueña del amor…
    como el hada de las rosas,
    o  como el aroma de una flor.
    Ella es la princesa, la heroína del amor.



    lunes, 14 de marzo de 2016

    Veo al ayer riéndose de mí


    Hace años que no sonrío, porque aunque mi semblante cambia, se mueva o sonría, mi interior es opaco y solo vive y habita el helado e inhóspito desangelado vacío…
    Mis entrañas se muestran yertas, inertes ante todo lo que no sea pena o frío,
    Se duele de ser una vaina hueca, una oquedad grandiosa en un cuerpo sufrido.


    Mi cuerpo camina, torpe, ingenuo o no muy lúcido, hacia un abismo, y no es precisamente para hacer alpinismo… va temblando, anhelante, buscando lento su destino, «ni sabe ni quiere pensar qué o contra quién ha perdido».
    Raíces locas de azafrán entre vestigios de aromas que, en mi cuerpo fueron olvidadas en siglos.


    Veo al ayer riéndose de mí… burlándose de lo que “no fui”, mintiéndole a mi sino…
    Hoy, apenas un vago recuerdo de lo que fui, desbroza mi alma esperando perdonarme,
    Esfuerzo vano e iluso, mi alma, fue la primera que me abandonó, ¡por inútil!






    miércoles, 9 de marzo de 2016

    ¿Una odisea o solo un sueño de los dos?





    La miré desde la profundidad del abismo que se interponía entre ella y yo... un acantilado tumultuoso y traidor.

    Ella, suspiró estremecida de amor,
    una sonrisa en sus labios, fingió dolor...
    mi pecho se conformó en desierto y con ansia la aplastó haciéndola sentir los pálpitos de mi sufrido corazón.

    Nos amamos durante horas, tantas que, al regresar "a tierra" nos dimos cuenta que...
    lo nuestro era pura y meramente.. pasión.




    martes, 8 de marzo de 2016

    Huelo su perfume, olor a mujer


    Ella está muy próxima a mí, la observo,
    huelo su perfume, olor a mujer,
    me rompo, estoy con ella, cautivo,
    preso y sin latidos, por entretejer


    las emociones que ella me sostuvo
    mientras huía de una mala mujer,
    tembloroso, herido, ¡Aprensivo!
    Lamiendo mis heridas por retejer.


    Al fin su mano me acaricia, besa
    su boca pedazos rotos de mi piel...
    me redime con su pasión, me abrasa,


    y se deja hollar, vencer... y nuestra piel
    transpira al mismo ritmo que la acuosa
    sangre por las entrañas y nuestro ser.




    lunes, 7 de marzo de 2016

    El dulce sopor de un sueño



    La quise envolver en el dulce sopor de un sueño,
    prisionero y férreo.
    Marchando después
    tras la esquiva ilusión voluntaria de una tierna caricia.

    Me miró sonrojada y tímida
    mientras lo hacía
    y era ella ¡la viva expresión de la vida!
    Viendo cómo se aferraba
    con brutal desesperación
    a un mundo gris que se marchitaba y se le iba.



    jueves, 3 de marzo de 2016

    Y me diste la máxima alegría

    Autor  de la Imagen Karin Rosenthal photography

    Y me diste la máxima alegría, luego...
    el silencio y el olvido me convirtieron a tus ojos, en poesía.
    Te lo dije en su día, "Me recordarás cuando yo muera",
    la sed de amor solo será para ti, pura quimera...
    me habré ido, mientras me esperas.
    Puede que la dicha para mí se haya ido,
    puede que la felicidad
    en la sombría oscuridad se haya ocultado,
    pero mis recuerdos no se marcharán, seguirán aquí...
    Velando porque tú sigas sonriendo feliz
    y continúes por siempre a mi lado.