Si la vida es sueño...¡que me dejen dormido!

Translate

Twitter - Linkedin

  • TWITTER

    Instagram

    martes, 18 de abril de 2017

    Insaciables



    La pedí que se quedara brillando mis ojos de deseo,
    era nuestra primera vez, ella no lo dudó siquiera.
    La desnudé pieza a pieza acariciando su madura piel,
    sin que sus manos se movieran.

    Saltaron chispas de nuestros cuerpos,
    sus labios temblorosos. enrojecidos de excitación,
    no paraban de gritarme
    ¡hazme tuya ya por lo que más quieras!

    No la hice esperar más,
    Suavemente introduje la esencia de mí ser
    en lo más íntimo de sus ansias de mujer.
    Dulcemente ahondé y penetré sus entrañas,
    inundando de savia su pantano, antes carente
    de humedad, cerrado, seco, casi dormido…

    Zozobró impulsiva la aureola de su seno
    cómo cimbrea la lengua llameante de una vela
    ante el soplo agitado de un aliento enamorado,
    y dejé que un incendió de sensaciones
    nos quemara insaciable cada milímetro de nuestra piel.





    miércoles, 5 de abril de 2017

    Dos verdades, entre odio y amores





    No te vayas a olvidar, soy tuyo y de nadie más,
    pese a mis olvidos, mis decepciones, obviedad,
    soy ese mismo, el de ayer, que te amó y te amará,
    no lo dudes amor, soy tu hombre, soy tu  libertad.

    No lo olvido ¿cómo lo voy a olvidar? tu nombre
    y mi razón e inquina para odiar.... no me olvido,
    eres un ser infernal... me deslomaste a golpes,
    me fustigaste con tu cuerpo como un animal.

    Mírame a los ojos, no soy "ese" que señalas,
    te equivocaste de cama, de hombre al que maltratar.
    Te fuiste, huiste de mí, me destrozaste sin más.

    ¡Maldito! ¡Maldita! te desprecio. Yo... te amo.
    ¡Nunca me tendrás! Nunca te tuve. Te amé... ¡Jamás!
    Dos cuerpos que se abrazan,  se clavan como puñal.


    viernes, 24 de marzo de 2017

    ¡Te detesto soledad!


    Resultado de imagen de Ardiente y llorosa soledad

    No te lo permito, créeme porque, 
    ¡te detesto soledad!,
    sin embargo, admito lo que me acompañas...
    sobre todo cuando uno mismo se cree perdido
    y no le queda encima de sus huesos
    más que una maldita desilusión...
    y el seguir aguantando la respiración...
    mientras le pides a tu "yo interior"
    que te siga dando fuerzas para resistir
    y no dejar que la muerte te venza en su lucha,
    acabando derrotado en sus brazos,
    y gritando angustiado al cielo tu rendición.


    miércoles, 22 de marzo de 2017

    La erótica, fiel poseedora de mi sexualidad





    Me alejé de la erótica, 
    casi tanto como me acerqué a la ansiedad,
    angustia desdichada de una mente privada de libertad.
    Foco de infecciones que maltrataron e hirieron 
    a este corazón que está aún por cicatrizar.

    Un ulular de suspiros me avisa inquieto 
    que a su vez permanecen sujetos
    a un deseo sublime de ansias renovadas de amar.

    Alma fundida a un corazón hierático, 
    casi tanto como plomizo, ceniciento y huidizo…
    que no obstante subyace sediento 
    por volver a demostrar que, en este cuerpo,

     no solo se cumplen años,  
    también se escuchan desbocados latidos 
    como en un  imberbe adolescente,
    aunque éstos permanezcan ocultos, 
    casi perdidos, en esta jungla de laberintos,
    en que se ha convertido mi cuerpo, tan pesado….  
    cómo en escalones enormes se convirtieron  mis años.




    viernes, 10 de marzo de 2017

    La angustia de vivir sin respirar




    ¿Dónde está la garra vil de mi sufrimiento?
    ¿En qué oscuro rincón oscuro se esconde
    para después aprovechar, acosarme  doliente
    y  golpearme con brutal fuerza y virulencia?

    ¿Dónde está, y por qué se oculta miserable?
    si sabe de sobra que soy débil, melifluo,
    al mismo tiempo que soy mi antagónico,
    porque soy blando, pusilánime  y absurdo.

    Entonces…
    ¿por qué sigue en sus trece escondiéndose miserable?
    ¿Acaso pese a ser la fuerte,  me teme y no lo sabe?
    ¡Qué idiota! cuando lo único que busco es morirme…
    aunque sea…  sólo, encerrado en este cuerpo de falso honorable.

    domingo, 26 de febrero de 2017

    Una silueta, la tuya, bajo la fría lápida…



    Se me conmovía el alma,
    cuando estaba ante tus ojos color violeta,
    eran tan dulces cuando me mirabas.
    Los rememoro cada día,
    desde la noche en que nos dimos
    nuestros primeros besos allá en Bruselas.


    Nunca lo olvidaré, fue bajo la lluvia,
    mojados los dos hasta los huesos,
    en aquella soledad fría de febrero.
    Estábamos muy juntos, solos tú y yo,
    labios unidos, olvidados del mundo.



    Recuerdos… memoria de un ayer
    que hoy se hunde en mi alma, me desgarra,
    golpea, me lacera las entrañas.
    Estoy solo, imaginando desde la distancia,
    una silueta, la tuya, bajo la fría lápida…


    lunes, 13 de febrero de 2017

    La dama negra, la muerte…



    Si pudiera… dejar de pensar tanto en lo que me anula...
    para dar vida y luz a mis sueños antes de volver a dormirles en primavera...
    Si supiera… como poner a andar en mis entrañas la fuerza de la vida
    sin quitarle un hálito de rabia a lo que me empuja y exige
    echar fuera de mí cuanto me asfixia o me desvela…


    Si viviera… y no solo respirara, con un corazón latente y vivo,
    que no solo se dedicara a llevar oxígeno al cerebro sino también,
    lo alimentara de vivencias, sueños maravillosos y esperanzas…
    Tal vez entonces estallara en un arco iris inmenso, radiante y sublime,
    cargado de experiencias, de amores apasionados,
    ¡de sensaciones, emociones exaltadas y jubilosas enseñanzas!


    Si no estuviera para el amor ya muerto… indemne esperaría a cerrar este capítulo de insidiosos pensamientos, zarpazos de la muerte que me desgarra sin pudor las entrañas en un cruel abrazo…
    catarsis de un orgasmo envenenado que dura ya un infinito sufrimiento…
    para por fin lanzar mi último suspiro al aire, homenaje a la dama negra, la muerte… ¡y su macabro despiadado beso!


    lunes, 23 de enero de 2017

    Espérame en el cielo, no tardo, voy llegando





    Espérame en el cielo,
    no tardo, voy llegando,
    te rozo, acéptalo,
    juntos tú y yo, luchando.

    Lo hicimos en la tierra
    y nos dejamos ganar,
    olvidando antes soñar,
    y perdimos la guerra...

    Ya llego, abrázame,
    eres la estela, guía
    insomne de mi infame
    proceder, mi abadía,

    quiero morir junto a ti,
    bebiendo de tus labios,
    sabiendo que en ti vertí
    amor, pasión, ¡orgasmos!


    domingo, 22 de enero de 2017

    No necesito enemigos ¡yo soy el enemigo!




    Qué se puede hacer cuando ya no se tiene alegría,
    cuando ves que el tiempo transcurre sin ilusión o fe.
    Cuando cada segundo deseas sea el último...
    y no pasa nada... sigues respirando, con vida.

    Me duele el saber que no soy mas que un punto en la nada,
    una efímera y seca mota de polvo sedienta,
    capaz de soñar o...  ¡volver a creer en las hadas!

    Odio en lo que me he convertido, ¡mustio y sin alma!
    Hereje sin sueños, sin ilusiones, fe o esperanzas...
    Cargado de dolor, desesperanza o añoranzas,
    llevando todo a mis espaldas, sin quedarme nada.

    Me grito fuerte, sin querer mirarme en el espejo,
    ¡Basta de flaquezas, quejas o lágrimas ingratas,

    eres tú quien te flagelas, pides muerte o te matas!


    jueves, 12 de enero de 2017

    Ya… ni me queda orgullo




    No hay tiempo, las manecillas del reloj no paran de girar.
    Tiemblo y no es solo porque mi tiempo se acaba,
    la soledad, espantosa, se agita de placer con solo mirarla.
    Hace años que se me abrazó y ahí sigue, pegada a mí y encantada.

    No la culpo, mi cuerpo es cálido, confortable y mullido,
    relleno todo de carne y grasas, las hay insalubres, también saturadas.
    Pero, ¿qué le importa?, ella, solo se alimenta de mi desgracia.

    Una sola vez logré escaparme… casi consigo evadirme de su abrazo,
    volverme invisible a sus ojos, opaco a sus antojos pero, solo fue un segundo…
     en el siguiente me poseyó y  me hizo suyo.
    Hoy, apenas un segundo atrás… la veo solazarse zampándose mi destino.